A dos años del desplome del helicóptero en el que viajaban la entonces gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo el senador Rafael Moreno Valle, dos personas habrían sido detenidas señaladas por el delito de homicidio 

Fuentes policiacas dieron a conocer que se trataría del dueño de la empresa que estuvo a cargo del mantenimiento de la aeronave Agusta modelo A-109, matrícula XEABON, que el 24 de diciembre de 2018 cayó en terrenos de cultivo en los límites de los municipios de Juan C. Bonilla y Tlaltenango, donde los Moreno Valle y tanto el piloto como el copiloto y un asistente de la pareja de políticos, murieron debido al accidente. 

Los informantes refirieron que el otro asegurado es un técnico en aeronaves de nombre Ricardo M.R., el cual fue aprehendido la tarde del 24 de diciembre del presente año, sobre el bulevar Xonaca, entre Bosques de San Sebastián y la colonia del Valle. 

Ambos ya se encontrarían a disposición de un juez de control para definir su situación jurídica. Sin embargo, hasta las primeras horas de este 25 de diciembre, ninguna autoridad judicial había confirmado ni emitido alguna postura respecto a estas supuestas detenciones. 

En abril de 2019, tras diversas investigaciones, se dio a conocer que el desplome del helicóptero fue un accidente derivado de una falla de la tijera del rotor principal, por lo que se descartó que hubiera sido derribado en el aire.

El 21 de octubre de 2019, Javier Jiménez Espriú, entonces secretario de Comunicaciones y Transportes, aseguró que no había  indicios de atentado en este caso.