Los trabajos de restauración que se realizan con las lajas del atrio de la Catedral de Puebla lleva un avance del 90 por ciento, a fin de reparar las 32 piezas que la Secretaría de Cultura reconoció como dañadas por la instalación de la réplica de la Capilla Sixtina, aunque en realidad eran cerca de 260 las que recibieron mantenimiento.

Así lo informó Manuel Villarruel Vázquez, director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el estado de Puebla, quien en entrevista comentó que desde el mes de septiembre un grupo de trabajadores se encuentra laborando en el atrio de Catedral.

“Está por concluir eso (reparación del atrio), creemos que están a pocos días de quedar subsanado, el presupuesto no lo maneja el INAH lo maneja el gobierno del estado, yo calculo que está entre un 80 y 90 por ciento la obra”, puntualizó.

Cabe señalar que el secretario de Cultura, Sergio Vergara Berdejo, anunció el pasado lunes 28 de septiembre que se cambiarán un total de 32 lajas, de las cuales dos se rescataron de los daños al ser restauradas y otras 30 deberán de ser colocadas nuevas.

Fue ese día alrededor del mediodía que un grupo reducido de trabajadores que sin portar el logotipo de una empresa específica, llegó al atrio de la Catedral para empezar a barrer y retirar la gravilla gris colocada para parchar los daños en el atrio. 

Estas, se suman a por lo menos 260 lajas que ya fueron reemplazadas y cuya diferencia con las originales es notoria pues su color es gris claro, mientras que las originales de piedra de cantera tienen un color más oscuro y un aspecto evidentemente más desgastado y liso por el paso del tiempo.