La Fiscalía General del Estado investiga la violación de una pequeña de dos años de edad, que el fin de semana habría sido víctima de su tío quien, por unas horas quedó a su cuidado, en el municipio de Huejotzingo,

El pasado 16 de agosto, Andrea y Mario, de 22 y 25 años de edad, respectivamente, tuvieron que dejar a su hija de dos años, encargada con su tío, de 37 años de edad, en el municipio de Huejotzingo, ya que su otra hija recién nacida presentó diversos malestares, ante lo cual decidieron llevarla al médico.

Tras regresar por la menor de dos años, los padres no observaron nada inusual ni sospechoso. Sin embargo, ayer 18 de agosto, notaron que su hija lloraba y no quería que le cambiarán el pañal, lo cual se les hizo raro por lo que la llevaron a revisión a un consultorio de Farmacias Similares en avenida Reforma, en el Centro Histórico de Puebla.

Ahí, la doctora en turno descubrió que la menor tendría huellas de violación por lo que junto con los padres de la víctima solicitó el apoyo de la policía.

Tras el llamado de auxilio, uniformados municipales fueron los primeros en llegar para tomar conocimiento de los hechos y solicitar la intervención de la Fiscalía General del Estado, quien ya indaga sobre este asunto.