Dueños de negocios con venta de alcohol en Tehuacán solicitarán al ayuntamiento que se reformen los horarios de funcionamiento para que una vez que se levante la contingencia sanitaria puedan cerrar sus negocios hasta las 4 de la mañana. 

También pidieron que se les descuente el pago de derechos de refrendo para el año siguiente, pues no han tenido ingresos para poder cubrir ese impuesto.

Alberto Olmos, presidente de la Unión de Vinos y Licores de Tehuacán, indicó que desde antes de que se declarara la contingencia sanitaria, este tipo de establecimientos cerraban de manera normal a las 2 de la mañana, pero, para poder reactivar su economía, una vez que regresen a la "nueva normalidad" solicitarán a las autoridades que se extienda este horario, ahora hasta las 4 de la mañana.

En lo que respecta al pago de derechos de refrendo, señaló que comúnmente, los propietarios trabajan durante todo el año para poder saldar este gasto, pero ahora, ya son varios meses en los que no han podido realizar sus labores para reunir este dinero, el cual asciende a más de 22 mil, pesos, por lo cual, será necesario llegar a un acuerdo con el ayuntamiento.

La situación para este tipo de establecimientos es insostenible, al grado de que varios negocios han tenido que cerrar sus puertas de manera definitiva, pero, hasta el momento, la Unión de Vinos y Licores no tiene una estadística exacta, pues por la propia contingencia sanitaria es difícil realizar algún tipo de visita a las instalaciones de estos lugares.

Han sido más de tres meses en que han permanecido cerrados los negocios con venta de bebidas alcohólicas, por lo cual se tienen pérdidas incalculables, pero piensan acatar la disposición hasta el 31 de julio, fecha que les dieron a conocer las autoridades, pues están conscientes del problema de salud que enfrenta tanto el país, el estado y el municipio.