En acato a las medidas de prevención y tratamiento para proteger la salud de la comunidad católica, el párroco de la iglesia de San Juan Bautista en Acatlán de Osorio, Gerardo Ramírez, informó que las actividades del vía crucis de Semana Santa ya no se realizarán para prevenir el contagio del Covid-19.

Informó que siguiendo las indicaciones de la Arquidiócesis los templos permanecerán abiertos para la oración personal, evitando la concentración masiva; las pláticas, las asambleas y los encuentros se suspenden.

Expresó que la celebración de Semana Santa seguirá pero de forma privada, no se realizará de manera masiva, por lo que el vía crucis ya no se llevará a cabo. 

En iglesias pertenecientes a la arquidiócesis de Puebla a partir del 23 de marzo de 2020, se suspenden misas dominicales, pues las misas serán privadas. 

Los párrocos tomarán las medidas necesarias para evitar la propagación de Covid- 19, por el momento las festividades del barrio de San Gabriel continúan, pero queda a consideración de la comunidad católica si asiste o toma las medidas pertinentes para seguir las recomendaciones del sector salud.

"Asumamos estas medidas de emergencia nacional con serenidad, sabiduría y responsabilidad como manifestaciones de amor, solidaridad y cuidado entre hermanos", concluyó.