De los poblanos que forman parte del círculo más cercano de colaboradores del presidente Andrés Manuel López Obrador, únicamente el exgobernador Manuel Bartlett ha hecho público su patrimonio, el cual supera los 61 millones de pesos.

Las declaraciones patrimoniales de Rodrigo Abdala Dartigues, Fritz Glockner Corte y Leticia Ánimas Vargas, quienes se desempeñan como delegado federal en Puebla, encargado de Educal y encargado del programa de becas “Benito Juárez”, respectivamente, aún no están disponibles en el sitio electrónico de la Secretaría de la Función Pública (SFP).

En tanto, Dagoberto Espinosa Rodríguez, subsecretario de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), originario de Puebla, decidió no hacer pública la relación de sus bienes.

El pasado viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador hizo pública su declaración patrimonial y afirmó que, sin excepción, todos los funcionarios de la administración federal replicarán esta acción.

De acuerdo con lo expuesto por Bartlett Díaz, quien ahora está a cargo de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sus bienes alcanzan un valor de 61 millones de pesos, entre edificios y locales comerciales, los cuales adquirió entre 1972 y diciembre de 2018, además de cuatro cuentas bancarias.

Un local con extensión de 319 metros cuadrados, que fue heredado al exgobernador por su madre en 1998 tiene el valor más alto entre sus propiedades, con 2.4 millones de pesos.

No obstante, cuenta con otros dos espacios comerciales de 1.8 y 1.7 millones.

El exmandatario también declaró contar con dos edificios valuados en 1.8 millones de pesos y de 247 mil 900 pesos, así como una biblioteca que adquirió en diciembre del año pasado, de 800 mil pesos.

La mayor riqueza del exgobernador radica en cuatro cuentas bancarias, ya que estas suman un saldo de 51.6 millones de pesos, según declaró.

Aún no hay registro de otros funcionarios

En tanto, la declaración patrimonial de Rodrigo Abdala, quien se desempeña como único delegado en Puebla del gobierno federal, no aparece en la página electrónica de la SFP.

Lo mismo ocurre con la relación de bienes de Leticia Ánimas Vargas, responsable del programa de becas “Benito Juárez”.

Este medio de comunicación intentó contactar a ambos funcionarios públicos para interrogarlos sobre el tema, pero este lunes no fue posible.

En la administración federal también labora el poblano Fritz Glockner Corte, como encargado de Educal, que es un área paraestatal adscrita a la Secretaría de Cultura, encargada de distribuir y comercializar libros y productos culturales, pero sus datos tampoco se encuentran disponibles.

Ocultan bienes

Mención aparte debe hacerse del comandante poblano Dagoberto Espinosa Rodríguez, quien desde 2006 forma parte de la Sedena, ya que decidió no hacer pública su declaración patrimonial amparado en la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos, que establece esa posibilidad.

Foto: Agencia Enfoque