México, D.F.- Diputados poblanos del PAN y legisladores perredistas chocaron en San Lázaro por las detenciones de activistas que se oponen a la construcción del Gasoducto Morelos. Mientras tanto, los diputados poblanos del PRI brillaron por su ausencia no sólo en el debate, sino también por su falta de presencia en el recinto legislativo.

Cuando la sesión de este jueves seguía su curso normal de acuerdo con los temas programados en la agenda legislativa, la diputada poblana del PAN, Blanca Jiménez Castillo, desde su curul pidió el uso de la palabra “para aclarar las menciones que hizo la diputada Roxana Luna Porquillo en contra del gobierno del estado (de Puebla) el día de ayer”.

En su intervención, la diputada panista reconoció de manera implícita que ni siquiera sabía de la oposición de grupos sociales contra diversas obras que se realizan en la entidad que ella representa, ni de la detención de manifestantes, pues dijo: “me dediqué el día de ayer a investigar cuáles eran los hechos que mencionaba la diputada Roxana Luna Porquillo”, y aseguró que quienes han sido detenidos no fue por ejercer su libertad de expresión ni de manifestación, sino por los hechos delictivos en los que han incurrido. Y recriminó que la diputada perredista, Roxana Luna, cobije con su fuero hechos delictivos como: cerrar las válvulas de los pozos y privar del uso del agua a miles de personas.

“Y exhorto a la diputada (Roxana Luna) a que se sume a construir en beneficio de México en esta tribuna, a que se sume a construir y a transformar Puebla, y no solamente a denostar al gobierno del estado y a todas las acciones que realizan en beneficio de toda la población”, dijo.

El reclamo lo secundó el también diputado poblano del PAN, Néstor Gordillo Castillo, quien con voz nerviosa salió en defensa del gobernador del estado de Puebla y acusó a la diputada Roxana Luna de recurrir a la denostación sólo con un afán de protagonismo, pues el legislador panista aseguró que existe total apertura del gobierno estatal al diálogo con quienes se sientan afectados por la realización de obras que son necesarias para la entidad. También aseguró que las personas detenidas están en esa calidad por los delitos que cometieron y no por ejercer su libertad de expresión.

Cobijan perredistas a Luna

La respuesta de los perredistas llegó primero por parte del diputado José Luis Muñoz Soria, quien acusó tanto a la diputada Blanca Jiménez como al legislador Néstor Gordillo de actuar como voceros del gobernador de Puebla y no como representantes de los intereses del pueblo. Más aún, los acusó de pretender actuar como Ministerio Público o jueces, al juzgar de facto como “delincuentes” a los detenidos.

Pidió a ambos legisladores panistas “que sean un poco más cautos en lo que dicen y se presenten como representantes del pueblo y no como voceros de un gobierno”.

En su oportunidad, la diputada Roxana Luna también arremetió contra Blanca Jiménez y Néstor Gordillo, de quienes lamentó que desconozcan cuál debe ser su función como legisladores.

“Por eso quiero decirles que no se olviden, ustedes fueron a sus distritos a pedir el voto, como todos lo hicimos. Y se comprometieron a ser una voz y que iban a defender a los poblanos. Hoy no se vuelvan los defensores y no se evidencien queriendo justificar al gobernador”, dijo y les pidió que sean congruentes.

Luna Porquillo insistió en la necesidad de que haya mesas de diálogo entre el gobierno del estado y las organizaciones sociales que se oponen a determinados proyectos de obra, pues de lo contrario más de 10 mil personas continuarán manifestándose en las calles de Puebla.

Micalco sube al ring

Pese al llamado de los diputados perredistas, el diputado poblano del PAN, Rafael Micalco Méndez, subió al ring legislativo y sin tapujos alabó el trabajo del gobernador de Puebla. Aclaró que toda obra y todo proyecto que se realiza en beneficio común, siempre trae aparejada la inconformidad de alguien.

Una vez más el diputado Néstor Gordillo hizo uso de la palabra para insistir en que el gobierno estatal y los gobiernos municipales están abiertos al diálogo. “Yo invito a que nos sentemos a dialogar, a que resolvamos estos problemas en las áreas donde nos compete, pero que lo hagamos con base en la ley y sobre todo pensando en beneficio de los poblanos”, propuso.

El presidente en turno de la Cámara de Diputados intentó detener la discusión entre legisladores poblanos y advirtió que ya no daría el uso de la palabra a nadie más para este tema, porque no era un asunto de la agenda legislativa.

Ante ello, la diputada Roxana  Luna subió por la brava a la tribuna para pretender hablar desde allí, y aunque no logró, sí consiguió que le cedieran la palabra desde su curul para tomarle la palabra al diputado Néstor Gordillo respecto a la disposición del gobierno estatal de dialogar con los manifestantes inconformes. Pero Néstor Gordillo ya no tuvo respuesta a esa petición.

Manlio busca sin éxito a los priístas poblanos

Al finalizar el debate, el coordinador de la bancada del PRI, Manlio Fabio Beltrones, fue a buscar a los legisladores poblanos priístas y se encontró con las curules vacías, pues en la zona donde se sientan 13 de los 14 diputados, sólo encontró al coordinador Carlos Sánchez y a las diputadas Isabel Allende y Josefina García Hernández, pues el resto de los priístas de Puebla no sólo brillaron por su ausencia en el debate, sino también por su ausencia en el recinto legislativo.

Si desea consultar la versión estenográfica del debate haga clic aquí.