Opinión

Contribuyamos a contrarrestar la violencia contra las mujeres

Lunes, Noviembre 28, 2022
Leer más sobre Blanca Lilia Ibarra Cadena
En el INAI se da prioridad al acceso a la información y transparencia desde la perspectiva de género
Con Licenciaturas en Comunicación, y en Periodismo, cuenta con maestría en Administración de Calidad de la Gestión Pública. Fue directora del Canal del Congreso; y titular de Comunicación del Congreso de Puebla. Con cargos en instituciones de Transparencia, actualmente es Comisionada Presidenta del INAI. 
Contribuyamos a contrarrestar la violencia contra las mujeres

La violencia en contra de las mujeres y las niñas representa una amenaza a sus derechos, libertades fundamentales y a la dignidad humana. Todo abuso físico, emocional, sexual o psicológico, tanto en los espacios privados como en los espacios públicos vulnera sus derechos humanos, su integridad y sus opciones de desarrollo. Si bien se ha identificado a este fenómeno como la violación de los derechos humanos más generalizada en el mundo, es importante reconocer la transversalidad de esta violencia estructural y la vulnerabilidad de ser sujeta de ella en razón de la raza, condición étnica, edad, situación económica o por condición de discapacidad.

Así mismo, se advierte necesario mayor sensibilización sobre la máxima expresión de violencia en contra de las mujeres y niñas. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 21 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la violencia feminicida es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, las adolescentes y las niñas, producto de la violación de sus derechos humanos y del ejercicio abusivo del poder, tanto en los ámbitos público y probado, que puede conllevar impunidad social y del Estado. Esta violencia, define esta normativa, se manifiesta a través de conductas de odio y discriminación que ponen en riesgo sus vidas o culminan en muertes violentas como el feminicidio, el suicidio y el homicidio, u otras formas de muertes evitables y en conductas que afectan gravemente la integridad, la seguridad, la libertad personal y el libre desarrollo de las mujeres, las adolescentes y las niñas.

A pesar de los esfuerzos que se han realizado a nivel global, este fenómeno no muestra evidencias de reducirse, pues las Naciones Unidas estima que el número total de homicidios de mujeres se ha mantenido prácticamente sin cambios durante la última década. En su más reciente estudio Asesinatos de mujeres por motivos de género y niñas (femicidio/feminicidio) estimaciones mundiales de asesinatos relacionados con el género de mujeres y niñas en la esfera privada en 2021” , la ONU encontró que, el año pasado, más de 81 mil 100 mujeres y niñas fueron asesinadas intencionalmente, de las cuales alrededor de 45 mil mujeres y niñas en todo el mundo fueron asesinadas por sus parejas u otros miembros de su familia, lo que equivaldría a más de 5 mujeres cada hora.

En este informe se resaltó la importancia de mejorar la recopilación de datos sobre estos crímenes, pues contar con esta información permitiría una medición y comprensión más completa de la magnitud de este fenómeno, así como el seguimiento y análisis de los patrones y tendencias a lo largo del tiempo. Mejores datos, subraya este estudio de la ONU, pueden conducir a políticas específicas más efectivas. Asimismo, favorece la identificación de las fallas en las respuestas encaminadas a la protección de las víctimas, al mejoramiento de las medidas preventivas, y a la garantía en el acceso a la justicia.

Más artículos del autor

Ante este contexto, es imprescindible reconocer que la información, la sensibilización y la colaboración en esta temática será esencial para la adopción de medidas efectivas para prevenir y erradicar este fenómeno.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre, así como de la campaña de las Naciones Unidas con 16 días de activismo contra la violencia de género que se lleva a cabo del 25 de noviembre al 10 de diciembre, se considera prioritario destacar la importancia de amplificar las voces de las sobrevivientes y activistas, así como la urgencia para brindar apoyo a las organizaciones de mujeres y fortalecer los movimientos feministas.

Para la ONU contrarrestar este fenómeno requiere de todas y todos, a fin de llevar a cabo acciones que empoderen a las sobrevivientes, reduzcan y prevengan la violencia contra las mujeres y las niñas, y con ello, se garantice la protección de sus derechos. Como individuos, como sociedad debemos el considerar el rol que todas y todos podemos desempeñar. Informarnos, sensibilizarnos y establecer medidas de colaboración son elementos claves para contribuir a prevenir y erradicar esta violencia.

En esa tesitura, en el Instituto Nacional de Transparencia, en observancia de nuestras atribuciones, estamos convencidos de que, a través del ejercicio de los derechos humanos que tutelamos, podemos establecer vías para conocer y erradicar este fenómeno, ya que, el derecho de acceso a la información contiene una cualidad de empoderamiento para las mujeres en la lucha para exigir una vida libre de violencia y discriminación. Este derecho es una “llave” para cruzar las barreras que impone la opacidad, una prerrogativa que posibilita articular exigencias y tomar mejores decisiones al respecto. En el ámbito de nuestras competencias, se tiene que priorizar el acceso a la información y la transparencia desde la perspectiva de género: poner a disposición toda información o datos que les permita a las mujeres ejercer a plenitud sus derechos, sin que medien barreras o disposiciones diferenciadas que les discriminen o revictimicen.

El ejercicio del derecho a saber y la transparencia favorecen la generación de información de calidad para el análisis y mejoramiento de las políticas públicas para combatir la violencia contra las mujeres y niñas. En este sentido, las instituciones, las autoridades y la sociedad civil debemos reconocer el impacto de nuestras acciones en la prevención, análisis y erradicación de este fenómeno; acciones que requieren de un enfoque más integral y colaborativo que sume y construya capacidades en los actores involucrados en este tema.

Vistas: 372

Loadind...