Opinión

Coburgo, Alemania (II)

Domingo, Julio 24, 2022
Leer más sobre Eduardo Mauricio Libreros López
En la ciudad, la policía no se nota pues casi todos son respetuosos de la ley y les gusta el orden
Ingeniero Civil, estudios de Maestría en Ingeniería de Tránsito y Transporte, empresario, especialista en infraestructura, operación y educación vial, docente de matemáticas y diseñador curricular de la disciplina.
Coburgo, Alemania (II)

Con cariño para Pucca y la familia

Continuando con la descripción sobre Coburgo en esta ciudad nació Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha (Franz Albrecht August Karl Emanuel), el 26 de agosto de 1819 en el seno de una familia conectada con muchos de los monarcas gobernantes de Europa. Era el segundo hijo de Ernesto III de Sajonia-Coburgo-Saalfeld y su primera esposa Luisa de Sajonia-Gotha-Altenburgo, conocido como el príncipe consorte. Fue el esposo de la reina Victoria del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, con quien tuvo nueve hijos; falleció a la edad de 42 años en Windsor el 14 de diciembre de 1861.

Alberto nació en el Castillo de Rosenau cerca de Coburgo, Alemania. La base principal del Rosenau es una estructura medieval que fue construida en algún tiempo anterior a 1439, cuando está registrada como una posesión de los señores de 'Rosenawe'. Durante tres siglos la finca fue propiedad de una familia que tomó su nombre del Rosenau; sin embargo, Silvester von Rosenau, un amigo de Lutero y Melanchthon, legó sus propiedades a su hijo abrumado por sus deudas.

La ciudad tiene historia propia y un toque aristocrático en la mayor parte de sus inmuebles; en algunos de ellos se han desarrollado hechos históricos que tuvieron impacto en la monarquía de una gran parte de Europa.

Está asentada al pie de una colina donde se erigió una fortaleza denominada Veste Coburg (fortaleza de Coburgo), que es uno de los castillos más grandes de Alemania. El inicio de su construcción se remonta al siglo X.

Durante la Segunda Guerra Mundial esta ciudad no sufrió severos daños por las tropas aliadas en consideración de que aquí nació el Príncipe Alberto.

El ambiente que se respira es tranquilo y relajado. Temprano por las mañanas como en cualquier ciudad del mundo, las personas salen a sus actividades cotidianas: trabajo en fábricas u oficinas, escuela, etc. En temporada de calor como hoy, suelen refrescarse en fuentes, lagos y saltos de agua artificiales que abundan en la zona, el agua es potable en toda Alemania y uno la puede beber de grifos públicos sin perjuicio para la salud.

Al tener un buen nivel de vida, los restaurantes, cafés y otros servicios de comida y bebidas siempre tienen parroquianos, sobre todo personas adultas, las que conocemos como de la tercera edad; también son cuidadosos con las mascotas y les encanta la jardinería, esto en la mayor parte de Alemania, para ello si su vivienda no tiene el espacio, poseen lotes especiales para sembrar todo tipo de plantas, flores, árboles y hortalizas. En ese espacio construyen una pequeña vivienda que usan en ocasiones para descansar los fines de semana. La policía no se nota mucho porque casi todos son respetuosos de la ley y les gusta mucho el orden. Los delitos son menores y muy pocos, por lo que la ciudad en general es muy segura.

Están al tanto de la guerra entre Ucrania y Rusia por las consecuencias que ya se dejan sentir aquí en Alemania con el incremento en los precios de varios productos, ya se están preparando para la temporada fría con recursos que no son necesariamente el gas.

He de mencionar que la vida cultural y social es muy importante para ellos. No hace mucho se realizó el Sambafest con la presencia de grupos musicales tocando y bailando la samba en las principales calles de la ciudad. Se realizan obras de teatro y representaciones como la del pasado fin de semana con vestimenta y productos medievales en el Veste Coburg. También se pueden ver personas de varios países que viven cómodamente en este lugar.

Ha sido un gusto y siempre será un privilegio pasar unos días en esta hermosa ciudad y visitar sus alrededores, desde luego con la promesa de regresar nuevamente.

Vistas: 346

Loadind...