Opinión
Loading...
Loading...
Al Momento
    Más Leídas

      Acercamiento al Archivo General Municipal de Puebla

      Viernes, Enero 14, 2022
      Leer más sobre Ma. Teresa Cordero Arce
      Nuestra ciudad de Puebla comunica su historia a través de sus documentos como la Real Provisión
      Arquitecta por UPAEP, maestra en Restauración de Sitios y Monumentos UG y doctorante en Administración Pública. Docente y especialista en proyectos de conservación y difusión del patrimonio cultural. Su trabajo es reconocido a nivel nacional e internacional, por la difusión del patrimonio de México.
      Acercamiento al Archivo General Municipal de Puebla

      En esta ocasión delimitándonos a lo que nos ocupa, sobre el arte, la cultura y el patrimonio de nuestra entidad, quiero compartirles una experiencia ocurrida el día de hoy.

      Por lo general, cuando te enfrentas por primera vez a un objeto de tu interés, aún estudiado con anterioridad, la curiosidad en el primer acercamiento detona en ti una serie de preguntas que, por lo general, sus respuestas no vienen dadas en las investigaciones que has analizado sobre ese objeto.

      Hoy al tener la oportunidad de presentar a personalidades distinguidas de la ciencia y la política de nuestro país, documentos primigenios, pertenecientes al Archivo General Municipal de Puebla, embargó al ambiente un gran orgullo y satisfacción, porque denotó que en cada línea en ellos se contenía la identidad e historia de nuestra ciudad.

      Fueron unos cuantos libros iniciando con un documento del siglo XVIII acerca de heráldica de las familias que habitaban la “Ciudad de los Ángeles”; también otros documentos interesantes en extremo acerca de su fundación y traza, y aguardando en un capelo especial para su conservación, el documento más emblemático de nuestra ciudad: la Real Provisión que otorga el Escudo de Armas en el año de 1538 a la hoy Ciudad de Puebla de Zaragoza.

      Pie de foto:
      La Real Provisión firmada por Isabel de Portugal, esposa de Carlos I de España y V de Alemania, (por ello la K y la V que aparecen en el escudo, haciendo alusión a Karlos V) quien como Regenta en ausencia del Rey y también de la Reina madre, doña Juana I de España, emite en Valladolid, España el 20 de julio de 1538; otorgando el escudo de armas a la ciudad de Puebla. (Foto MTC, 2019)

       

      “Don Carlos”… con lo que Inicia el documento y una letra capitular color negra en la que se dibuja un águila bicéfala de los Habsburgo, escudo de la casa reinante en los antiguos territorios de León y Castilla (hoy España) abre el texto a la distinción dada a nuestra ciudad sobre las demás ciudades novohispanas y que ennobleció a sus habitantes.

      Un documento de 54 x 39 centímetros, que más que lo descrito a través de sus líneas y gráfica, comparte la satisfacción de ser pobladores de una “muy leal y muy noble ciudad” (nombramiento dado por Felipe II a la Puebla Virreinal)  

      Y la primera parte citada líneas arriba, se había cumplido, la presentación de un objeto de gran valía e interés, pero no pudo menos llamar mi atención que, al momento de acercarme a él se pueda percibir la importancia que tuvo para la Reina Isabel de Portugal, que con  disposición de ser parte de una incipiente, pero ya importante ciudad en estos territorios novohispanos, le concedía una gran distinción, ¿habrá sido de su interés conocerla algún día?

      Las imágenes y colores usados en el documento que indican elegancia y delicadeza sin perder presencia y fuerza en el documento, ¿habrán sido escogidos por la reina? ¿Cuántas propuestas se habrán realizado para determinar que el  escudo de la “ciudad de los ángeles”  tuviera los elementos que presenta: naturaleza (valle verde y agua ) arquitectura (edificio color dorado) y enlazando, la presencia celestial a través de dos ángeles que enmarcan la escena y que refuerzan su importancia a través de la orla que bordea la imagen que en latín dicta: ÁNGLELIS SUIS DEUS MANDAVIT DE TE UT CUSTODIANT TE IN ÓMNIBUS VIIS TUIS, cuya traducción es: Dios mandó a sus Ángeles para que te guarden  en todos tus caminos.  

      Menuda tarea que habrán realizado los encargados de dar identidad a una ciudad que se encontraba a por lo menos a 9,000 kilómetros y a tres meses de camino por barco. ¿Cómo habrán imaginado a la ciudad a menos de seis años de su fundación?  Y he aquí las preguntas que asaltan cuando te encuentras en medio de una explicación y que en ese momento deseas que el documento tome vida y hable por ti, y que explique más, de lo que comúnmente se sabe de él.

      Por su trascendencia histórica varios de estos documentos han sido nombrados como Memoria de América Latina y el Caribe años atrás. Los invito a formular más interrogantes de los mismos y a difundir sus contenidos acercándonos al Archivo General que posee nuestra ciudad.

      Vistas: 522

      Loadind...