Opinión
Loading...
Loading...

José Clemente Orozco, un genio abandonado

Martes, Noviembre 30, 2021
Leer más sobre Olivia Carrera Cabrera
El gran artista dejó una huella imborrable como herencia para los amantes del arte mexicano
Profesora, abogada, política, crítico de arte, promotora cultural con experiencia en los medios de comunicación como Influencer y líder de opinión. Fundadora del periódico cultural de México: Vanguardia manantial informativo
José Clemente Orozco, un genio abandonado

Bienvenidos a esta su columna Notas a la Carrera. Hoy escribimos estas líneas como un breve homenaje a uno de los tres grandes muralistas que causaron todo un revuelo y catarsis con sus obras plásticas:  nos referimos al maestro José Clemente Orozco, quién nació un 23 de noviembre de 1883 y falleció el 7 de septiembre de 1949. A 138 años de su nacimiento, IN MEMORIAN.

 

La triada muralista que luchó desde los muros

La famosa “triada” muralista conformada por Diego RiveraDavid Alfaro Siqueiros y el más destacado en la opinión de grandes críticos de arte, quienes afirman  que fue José Clemente Orozco,  pertenecieron al contexto histórico marcado por el Sindicato de Obreros Técnicos, Pintores y Escultores (SOTPE) y ¡ojo!, sólo los artistas que pertenecieron a dicho sindicato pudieron participar en la magnífica oportunidad de emprender obra mural que quedó como testimonio en los edificios públicos.

Dichos artistas también pertenecieron al movimiento muralista. La reconocida pintora María Izquierdo tuvo la intención de pintar un mural y no se lo autorizó el Sindicato y por lo tanto ninguna mujer fue selecta para trabajar una mural. En el manifiesto del Sindicato algunos escritores mencionan a Nahui Ollin, pero no pintó murales y probablemente, si fue incluida en algún documento es porque atrás de este movimiento estaba el Dr. Gerardo Murillo o Dr. Atl quien fue el verdadero impulsor del muralismo y era pareja de María del Carmen Mondragón Valseca mejor conocida como Nahui Ollin.    

El muralismo es una etapa histórica sumamente relevante destacan el trío de genios muralistas que son los artistas más conocidos dentro de esa corriente ideológica y que crecieron con el apoyo del gran maestro y filósofo José Vasconcelos en el tema económico impulsado desde el gobierno.  Y es que gracias a Vasconcelos que, como pionero de la estructura de la educación incipiente en un país que se reinventaba y organizaba socialmente después de haberse visto devastado y desestructurado con la Revolución Mexicana, estos artistas se vieron cobijados para trabajar este proyecto ambicioso artísticamente hablando, con el patrocinio gubernamental que fue eminente y necesario.

Sin la visión de José Vasconcelos y sin el impulsor de este movimiento como lo fue el Dr. Atl no tendríamos una permanente exposición suculenta de un bagaje artístico de primer nivel que hoy engalanan los edificios públicos con estos grandes artistas.

Si nos comprometemos a reconocer la importante participación del verdadero impulsor del muralismo, otro artista, genio, científico y artístico como lo fue el verdadero promotor  de la pintura mural en  México, Don Gerardo Murillo quien se autonombraría el Dr. Atl es quien promovería la expresión artística que sellará en muros la historia de un México  dolido y destruido en once años  que fue el tiempo en el que transcurrió la Revolución Mexicana con el ánimo de derrocar a la dictadura porfirista.

El muralismo mexicano es aquel movimiento que le diera espacio en el tiempo al arte azteca; se desarrollaba en el marco histórico perfecto: la posrevolución, ese sería el contexto ideal para encasillar un movimiento socio cultural después del Movimiento Nacionalista.

Luego de un tiempo José Clemente Orozco reflexionó sobre el contenido del Manifiesto, señalando: que “la idea de la socialización del arte era un plan a muy largo plazo, pues para su logro se requería cambiar la estructura misma de la sociedad.”

Sin el interés del Mtro. José Vasconcelos no tendríamos una riqueza que se desborda en los   muros de los palacios. La herencia plástica que le diera riqueza cultural al México legendario que es una de las etapas fundamentales en la historia del arte mexicano.

 

José Clemente Orozco, pierde una mano

José Clemente Ángel Orozco Flores había sufrido de niño la pérdida de una mano, el oído y parte de la vista, sin embargo; no fue una limitante para desarrollar y expresar sus ideales políticos. Desde su niñez era un gran observador del trabajo de José Guadalupe Posada; era sabido que el hidrocálido había trabajado grabado en el taller de Vanegas Arroyo en el Centro Histórico de la Ciudad de México, cerca de una ventana en donde desde un cristal lo podía observar públicamente cualquier persona que quisiera verle. Se sabe que Orozco era asiduo a observarlo y eso lo impulsó a decidir ser un artista.

Un artista como Orozco buscó eco en Estados Unidos y en Alemania, pintó obras incendiarias. Fue un genio pictórico de clase mundial aclamado por los mejores críticos de arte. Nunca se rindió ante los obstáculos que la vida le había puesto de frente. Sin una mano izquierda, sin oído del mismo lado y con poca visión igual no hubo límite para desbordar la pasión que tenía en su interior. Pintó y pintó hasta nunca vencerse.

Nosotros tuvimos la oportunidad de conocer algunos datos interesantes sobre él, dado que los mismos muralistas y artistas me lo platicaban.

 

 

 

Desiderio Hernández Xochitiotzin recordó a Clemente Orozco en un homenaje que le organizó al muralista tlaxcalteca el Centro Cultural Tloque Nahuaque AC.  de Tehuacán en sus instalaciones de la 3 Oriente. El artista plástico montó una exposición de obra en caballete, y en una de esas obras había una acuarela que representaba a un hombre, muerto y solo. Le pregunté al maestro que de quién era ese cadáver y me dijo que cuando él estaba estudiando en la Ciudad de México se enteró del sensible fallecimiento de Orozco y, al llegar al lugar en donde se realizaban las pompas fúnebres no había absolutamente nadie, y el maestro me dijo que era algo que le había impactado, ya que cómo había sido posible que un hombre tan importante como Orozco estaba solo en esos momentos siendo que no solo era conocido sino reconocido. Pero era de esperarse debido a que él sólo se expresaba en los muros, era silencioso y poco sociable.

Años más tarde le pregunté a la maestra Rina Lazo sobre la pintura que había desarrollado el maestro Desiderio. La pintora muralista dijo: “Sí creo que haya estado solo porque tenía un carácter muy difícil, siempre estaba muy alejado de sus discípulos, comía solo y no compartía nada, en cambio el maestro Diego  Rivera nos compartía la comida que la maestra Frida le ponía en una canasta y comíamos en grupo y todos compartíamos lo que llevábamos.

José Clemente Orozco destacó por su preparación como: agrónomo, matemático, dibujante, litógrafo y arquitecto; pero en realidad fue el muralismo lo que le dio gloria en la historia.

Fue amante del arte precolombino y un historiador incansable de México en los muros.  Sus obras permanecen en los edificios públicos como Bellas Artes, Casa de los Azulejos, en el Hospicio Cabañas, en el antiguo Colegio de San Idelfonso y muchos más. El gran artista dejó una huella imborrable como herencia para los amantes y admiradores del arte mexicano. Sus monumentales obras demuestran un lenguaje expresivo un realismo caricaturesco. Su obra sin duda alguna contribuyó al cambio social.

José Clemente Orozco fue reconocido por haber recibido en 1946 el Premio de Ciencias y Artes.  Sus restos reposan en la Rotonda de los Hombres Ilustres por indicaciones del presidente Miguel Alemán. En mi opinión personal le faltó más apoyo por parte del gobierno, siempre es igual.

Hasta las próximas Notas a las Carrera

Vistas: 2753

Loadind...