¿Ana Tere puede dirigir al PAN en Puebla?

Viernes, Septiembre 24, 2021 - 06:23

La experimentada panista podría apagar las aspiraciones de reelección de Genoveva Huerta

Es egresado de la carrera de Mercadotecnia y Diseño Publicitario de la Universidad de Oriente, donde también curso la maestría en Gerencia Empresarial. Desde 2019 ha laborado como community manager.

La convocatoria para la renovación de la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional en Puebla se llevará a cabo el próximo 14 de noviembre. A mi parecer este proceso ha sido el más polémico en la última década. ¿Por qué? Permítanme recapitular lo ocurrido antes de entrar de lleno con la protagonista de esta semana.

Desde hace varios meses, panistas han acusado que la actual líder en la entidad, Genoveva Huerta, está siendo respaldada por el presidente nacional del partido, Marko Cortés, para reelegirse por un segundo periodo en el cargo.

Y es que las condiciones que poco a poco ha ido implementando el Comité Ejecutivo Nacional del partido han confirmado que Cortés Mendoza y Huerta Villegas ya tenían todo fríamente calculado para esa reelección se diera sin contratiempos.

Primero, lograron quitarse del camino a personajes poderosos del partido como Rafael Micalco al decretar que la próxima figura al frente de Acción Nacional a nivel estatal debería ser mujer. Y aunque lo han impugnado es prácticamente imposible que se modifique la decisión.

Después de eso, Genoveva Huerta acomodó a gente cercana a ella en la Comisión Electoral Estatal, la cual será la encargada de elegir a la nueva dirigente o en el caso de Huerta Villegas, reelegirla. Primeramente, le tumbaron la elección de estos personajes, pero en el segundo intento si los logró colocar.

Y cuando parecía que no tendrían competencia y que en noviembre sería oficial el segundo periodo de Genoveva, alzó la mano una vieja conocida del PAN: Ana Teresa Aranda Orozco.

El interés de Ana Tere no es para echar a saco roto, ya que la respaldan personajes relevantes en el partido azul como Marcos Castro (quien también es aliado de Lalo Rivera), Blanca Jiménez y Pilar Vargas. Por lo que es un hecho que es una candidata de peso.

El único problema que enfrentaría es que para dirigir al partido debe estar afiliada al menos en los últimos cinco años. Y para los que no sabían ella renunció al PAN para ser candidata independiente a la gubernatura de Puebla en 2016. Regresó a las filas azules hasta 2019, por lo que Huerta podría apelar a eso para no tenerla de contrincante.

Aranda Orozco se ha defendido de ese argumento diciendo que Acción Nacional nunca la dio de baja. Y es verdad, si se busca en el archivo de la organización política, aparece que Ana Teresa Aranda Orozco está dada de alta desde 1989 y no desde 2019. Este error que cometieron quienes en ese entonces dirigían al partido podría costarle la reelección a la consentida de Marko Cortés.

Y mientras se soluciona o no, permítanme recordarles algunos puntos en el currículum de Ana Tere que serán muy importantes para la Comisión Electoral a la hora de tomar la decisión:

- En 1995 hizo historia al convertirse en la primera presidenta estatal del Partido Acción Nacional en Puebla. Y no solo eso, cuando recibe las riendas del PAN sólo tenían 19 estructuras municipales en los 217 municipales que hay en la entidad. Al finalizar su gestión 136 demarcaciones contaban con estructuras y el 49% de las comunas estaban pintadas de azul.

- De 2000 a 2005 fungió como directora nacional del DIF. A pesar que Martha Sahagún era la esposa del presidente Vicente Fox, cuando éste asume su cargo aún estaba divorciado y por lo tanto nombró a Ana Tere para ayudarla en ese rol.

- En 2006 fue nombrada secretaria de Desarrollo Social y en 2008 como subsecretaria de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación. Éste último cargo ya en la administración de Felipe Calderón.

Así que contestemos la pregunta que cabecea este texto: ¿Ana Tere Aranda puede dirigir al PAN en Puebla? Claro que sí.

Con lo dicho anteriormente podemos decir que, aunque Genoveva Huerta lleva la delantera en cuanto a la estructura electoral del partido, ya que ella misma la puso, Ana Tere Aranda la aventaja en cuanto a experiencia. Sin mencionar que hay muchos panistas que no quieren que la primera repita en el cargo. Por lo que permítanme añadirle a este proceso que aparte de polémico va a estar muy cerrado.

También debemos tomar en cuenta que, aunque Huerta y Aranda son las únicas que hasta el momento se han subido al barco, los registros finalizan hasta el 10 de octubre, por lo que más perfiles pueden sumarse a la contienda.

Pero para el hipotético caso que solo sean ellas dos, dejaré las siguientes interrogantes: a la hora de elegir a la dirigente para el nuevo período, ¿Pesará más la influencia de Genoveva Huerta Villegas en la Comisión Electoral Estatal? ¿Apelarán mejor por la experiencia de Ana Teresa Aranda Orozco?

Mientras vemos como se desenlaza la disputa por la dirigencia estatal del PAN en Puebla, nosotros nos leemos el próximo viernes.