Paridad en Cámara de Diputadas y Diputados

Lunes, Septiembre 6, 2021 - 18:44

El TEPJF modificó asignación de diputaciones federales de RP para lograr la paridad total

Magistrado Presidente de la SRG del TEPJF; Dr. en Derecho; Autor del Libro Reelección Legislativa y de Ayuntamientos; Observador Electoral Internacional; Consejero IFE; Presidente IEE Puebla. Magistrado TEEP; Master Universidad Toledo, España

El 28 de agosto de 2021 la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al resolver los expedientes SUP-REC-1414/2021 a SUP-REC-1421/2021, acumulados, determinó ajustar la diputación federal de representación proporcional del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) para lograr la paridad en la Cámara de Diputados; para lo cual se sustituyó la fórmula integrada por hombres por una conformada por mujeres, por lo cual, con esta modificación el órgano legislativo se integró con 250 hombres y 250 mujeres.

En efecto, la sentencia determinó ajustar la fórmula del PVEM presentada para la diputación federal por el principio de Representación Proporcional en la tercera circunscripción plurinominal, integrada por hombres para sustituirla por una fórmula conformada por mujeres, con lo cual, se logró la paridad total en la Cámara de Diputados.

Recordemos que el pasado 23 de agosto el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) emitió el acuerdo INE/CG1443/2021, mediante el cual declaró la validez de la elección de diputaciones por el principio de Representación Proporcional y asignó a los partidos políticos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática, del Trabajo, Verde Ecologista de México, Movimiento Ciudadano y Morena, las diputaciones que les corresponden para el periodo 2021-2024.

De conformidad con dicha determinación, la Cámara de Diputados quedaba conformado con 248 diputaciones para mujeres y 252 diputaciones para hombres, lo que representaba el 49.6% de mujeres en relación con de la integración total de la Cámara de Diputadas y de Diputados, lo cual implicaba siete mujeres más que en el 2018.

Si bien es cierto que se logró un avance en relación con la paridad, en la sentencia se determinó que resultaba necesario realizar ajustes en las asignaciones para alcanzar la paridad numérica. Lo anterior considerando que, ante la reforma constitucional de 2019, la ausencia de acciones adicionales efectuadas por la autoridad administrativa electoral nacional no implicaba que se dejara de cumplir con los principios de paridad e igualdad; para lo cual la Sala Superior debía garantizar en sede jurisdiccional la aplicación material de la paridad total en la integración de la cámara baja.

Por lo anterior, la Sala Superior señaló que la modificación debía circunscribirse a una curul. Para lo cual se debía identificar un método que implicara una menor lesión o daño a los derechos de los partidos y candidaturas y que a su vez materialice el espíritu de la mencionada reforma de la “paridad en todo”, para lo cual debía considerar dos elementos:

1) El partido que tenga una mayor subrepresentación del género femenino; y 2) Las etapas del procedimiento de asignación.

Por lo anterior, la decisión tuvo por objeto realizar los ajustes en aquel partido que tuviera una mayor subrepresentación de las mujeres; para lo cual se buscó la armonización del derecho de autodeterminación de los partidos políticos y el derecho de las mujeres militantes de acceder a cargos públicos en condiciones de igualdad.

Además, la resolución tomó en consideración que el acuerdo impugnado ya fue objeto de revisión de conformidad con la sentencia SUP-REC-1410/2021 y acumulados, en la cual se realizó un ajuste para quedar en 249 mujeres y 251 hombres. Sin embargo, aun así, se advirtió que el partido en el cual existía una mayor subrepresentación de las mujeres era el PVEM; por lo cual, la Sala Superior procedió a aplicar una medida adicional a fin de hacer efectivo el contenido del principio de paridad previsto en los artículos 35, fracción II, y 41, fracción I, de la Constitución federal.

Por lo anterior y de conformidad con el desarrollo de la fórmula de asignación efectuada por el Consejo General del INE, la última asignación del PVEM recayó en la tercera circunscripción plurinominal, en la que después de realizar un ajuste y considerando que le fueron asignadas en total cuatro diputaciones en la tercera circunscripción plurinominal electoral, se advirtió que en la diputación número cuatro recayó en una fórmula integrada por hombres.

Es decir, el ajuste que procedió fue en la cuarta diputación de la tercera circunscripción del PVEM, para que en lugar de ser ocupada por hombres debía ser ocupada por mujeres, de conformidad con la lista registrada por ese partido político que pertenezca a dicho género; por lo que previo a la verificación de los requisitos de elegibilidad, se procedió a asignar a la siguiente posición de la lista del género femenino del PVEM en la mencionada circunscripción, es decir, a la fórmula integrada por Laura Lynn Fernández Piña (propietaria) y Santy Montemayor Castillo (suplente), por lo que se revocaron las constancias de asignación de diputaciones de representación proporcional emitidas en favor de Javier Octavio Herrera Borunda y Luis Armando Melgar Bravo, propietario y suplente, respectivamente.

Las magistradas y los magistrados al momento de resolver el asunto resaltaron la importancia de alcanzar la paridad total en la configuración de la Cámara de Diputados, que fue producto de una serie de avances alcanzados en las configuraciones previas, por lo que esa decisión representa una histórica materialización de ese principio por fin alcanzado; debido a que consideraron que la autoridad responsable dejó de observar el principio de alternancia de géneros por periodo electivo en cada circunscripción plurinominal, lo cual generó un perjuicio a las mujeres en tanto que, al haber obtenido un número impar de escaños, se asignó un número mayor de hombres que de mujeres.

La sentencia en comento marca un precedente histórico en la conformación de los órganos colegiados en nuestro país, pues nada menos que la máxima representación democrática en México, como lo es la Cámara de Diputadas y Diputados, por primera vez quedará integrada por 250 mujeres y 250 hombres; y con ello el cumplimiento de la paridad total, a través de una ponderación equilibrada con los demás principios constitucionales como la reelección, el derecho al voto pasivo y, sobre todo, la mínima intervención en la vida de los partidos políticos.