¿Sí o no a la consulta popular?

Jueves, Julio 29, 2021 - 17:59

Sería un golpe brutal el hecho de que algunos de los expresidentes llegaran a pisar la cárcel

Comunicador y periodista. Reportero, corresponsal y columnista (La Pasarela) en diversos medios poblanos. Ha ejercido su labor reporteril en radio, televisión y prensa escrita en medios de Huauchinango y Xicotepec.

¿Consulta popular, sí o no?

Si nos abocamos a términos legales, la Constitución Política de nuestro país contempla dicho ejercicio y hay que decirlo: la consulta popular es un mecanismo de participación ciudadana y una de las manifestaciones más amplias de la democracia participativa.

El problema en el caso de la consulta a realizarse el próximo domingo 1 de agosto es el origen y el destino, pues responde a todas vistas a una manipulación política, que pretenden seguir manteniendo en el imaginario colectivo, la idea de lo malo que fueron los expresidentes y lo bueno que es el actual, lo cual no es enteramente cierto.

Más aún. Las huestes obradoristas, tienen que ser alimentadas constantemente con dichas ideas con el fin de que no pierdan de vista que el enemigo son los conservadores y que los buenos de la película, son los liberales.

Ahora bien, quienes no están dentro de este círculo de fanatismo, que son la mayoría –hay que recordar que López Obrador ganó con el voto de 30 millones de mexicanos, los cuales en verdad esperaban un cambio inmediato, mismo que ni en lo inmediato ni en lo mediato se ha visto- dudan que con este tipo de ejercicios, por muy democráticos que sean, el país vaya a cambiar.

Sí, en efecto. Sería un golpe brutal el hecho de que –ya no digamos todos- sino algunos de los expresidentes llegaran a pisar la cárcel. Pero eso sería desde luego un triunfo para el lopezobradorismo, que a estas alturas le urge el mismo para regresar a su popularidad perdida entre las clases medias y altas, que por cierto también votaron por él y hoy se sienten desencantadas por la falta de resultados.

Pero estrictamente hablando, eso lo hubiese podido lograr López desde la oposición y sería exactamente lo mismo. Un triunfo para su movimiento. Lo que los mexicanos que otrora creían en la 4T se cuestionan ahora: ¿En que ayudaría tácitamente eso al país cuando en el terreno de los multicitados resultados, México sigue convulsionado por la violencia, el narcotráfico, el cobro de piso, la falta de empleo, el aumento en el precio de la canasta básica, el precio de la gasolina que sigue por los cielos, lo mismo que el gas LP; la falta de medicamentos en los hospitales y clínicas, incluyendo el de los niños con cáncer, la falta de apoyo a la ciencia, la tecnología, la cultura, la educación y más cercanamente por aquello de los juegos olímpicos, al deporte?

En una palabra, el cambio que esperaban muchos que votaron por López no ha llegado y en contraparte, ofrecen seguir fustigando a los exgobernantes por todo lo malo que hicieron y en cambio consideran un pecado cuestionar al actual, que es a quien debemos exigirle precisamente por estar en funciones.

¿O es que acaso López y sus huestes llegaron esperando que todo estuviera solucionado en el país para tirarse a la hamaca a contemplar el paisaje? ¿O sencillamente llegaron para decir lo mal que estamos, como si no lo supiéramos?

Esperábamos, por supuesto, que llegaran a resolver los problemas existentes, si no que caso tendría haber votado por una opción distinta.

En fin, la polémica podría ser larga, pero lo cierto es que cada vez más el mexicano no fanatizado exige más resultados y menos repartición de culpas, lo cual podría explicar la apatía que existe en torno a la multicitada consulta, que, por cierto, muestra una pregunta tan difusa en la boleta, que si no fuera por la propaganda que la 4T ha hecho, nadie pensaría que sería para enjuiciar a los expresidentes.

Aniversario de Huauchinango

Con bombo y platillo se celebró el CLX aniversario de la elevación de Huauchinango, Puebla, como ciudad. Entre lo más destacado se cuenta la develación de estatuas monumentales a Rafael y Francisco Cravioto. El general Rafael Cravioto (1829-1903) fue héroe de la batalla del 5 de Mayo y combatió durante la invasión norteamericana, la intervención francesa y la guerra de Reforma. El 26 de noviembre de 1876 fue nombrado gobernador interino del estado de Hidalgo, cargo que ocupó hasta el 2 de enero de 1877. Después, con carácter constitucional, gobernó de 1877 a 1881, de 1889 a 1893, de 1893 a 1897 y, por último, fue reelecto para el siguiente periodo, pero renunció a finales de 1897. Sus restos están sepultados en el panteón de Huauchinango en un mausoleo construido por el escultor italiano Adolfo Ponzanelli. Francisco Cravioto, también fue gobernador del Estado de Hidalgo. Aunque de origen italiano, se avecindó en Huauchinango.

Durante la celebración del aniversario pudieron verse figuras de la 4T y funcionarios de primer nivel del gobierno del Estado, como el secretario de Cultura, Sergio Vergara Berdejo, oriundo de la ciudad, quien presentó el libro ‘Cuauchinanco’, la diputada federal electa, Yeidkol Polevnsky y la presidenta de la capital del Estado, Claudia Rivera. Todos ellos atendiendo a la invitación del alcalde morenista, Gustavo Vargas Cabrera.