Vuelta al laberinto…de la corrupción

Viernes, Junio 11, 2021 - 00:56

Una historia que cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia…

Ingeniero Civil, estudios de Maestría en Ingeniería de Tránsito y Transporte, empresario, especialista en infraestructura, operación y educación vial, docente de matemáticas y diseñador curricular de la disciplina.

En algún lugar de este México lindo y querido:

Diputado (D): ¿Se puede saber qué clase de pueblo es éste…?

Presidente municipal (P): Somos un jirón de la provincia, pero no nos falta nada… gracias a la revolución tenemos una cantina, dos pulquerías, un salón de billar, otro de cine y muchachas de a montón…

Huelelillo (H): ¡Ya hasta tenemos nevería…!

D: ¿Cómo que no les falta nada?, ¡les falta lo principal aún caballeros!

P: Ejem, claro que sí…desde luego señor diputado…solo que, bueno, usted sabe que… ejem…

H: ¿Qué es jefe? (en voz baja)

D: ¡Cincuenta años de brega y no han dotado al pueblo de esa conquista!, ¡por eso dicen los enemigos que el ‘Bolillo’ no ha cumplido sus metas…! Con gente como ustedes es imposible…!

H: ¿?

P: ¡Es que no alcanza el presupuesto!, ¿Se imagina usted lo que cuesta eso? ¡Un dineral señor diputado, un dineral!

H: ¡Esas cosas son muy caras…!

D: ¡No importa, el pueblo se merece todo!

P: ¡Claro señor diputado…desde luego que yes, no faltaba más!

H: ¿Qué cosa jefe? (en voz baja)

D: Por fortuna yo cuento con una compañía constructora y eso facilitará todo para ustedes…

P: ¿?

D: El municipio solo tiene que firmar el contrato y yo me encargo de hacer ese boulevard…

P: (En secreto) ¿Qué es eso de “bulevar” Artemio?

H: (En voz baja) ¿No será un salón para bailar el bule-bule?

D: Así podrá el pueblo disfrutar las altas velocidades de sus automóviles, pasear a la familia y desplazarse con rapidez de un lugar a otro…

P: ¡Claro, claro!, ¡Una gran avenida es lo que tanta falta nos hace en San Goloteo!

D: …y además no será gravoso al municipio, con un ligero aumento en los impuestos hasta queda una (ejem) ganancia al gobierno…ganancia que podrá ser destinada a los fines que usted indique…

P: …aunque me imagino que su amor por la patria es grande… ¿cuánto se llevaría usted de comisión, señor diputado…?

D: …se imagina usted bien, Don Sempiterno. Estas obras las hago en beneficio popular y solo destino un modesto porcentaje del 42 % como mi ganancia…o sea que la ganancia del municipio será de 20% sobre los costos…

P: (Sonriendo a su huelelillo) ¿Qué tal, eh?

H: ¿Y no hay peligro de que salga muy barata la cosa…?

P: ¡Hay que hacer una cosa a todo lujo…! ¿o no, señor diputado…?

D: ¡Me alegra que toque ese punto! El municipio gana más mientras suba el costo de la obra, ¡Je, je...! Y así, pagando el pueblo más dinero, sentirá más suyas las obras que lo “benefician…”

P: ¡Ni hablar!, ¡esto merece un buen trago de tequila!

Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia.

Referencia:

Del Río (Rius), E. (1990) Mis Supermachos México, Grijalvo.

***

Los invito a ver los videos de 30 segundos acerca de los dispositivos para el control de tránsito en calles y carreteras, con motivo de un proyecto de Educación Vial impulsado por el ICGDE de la BUAP, los encontrarán en esta dirección.

https://www.youtube.com/results?search_query=Romyn+ciudadano

Twitter: @romynciudadano

eduardolibreros@hotmail.com


Encuesta