Manual para anular tu voto

Viernes, Junio 4, 2021 - 14:34

Advertencia: Esta columna no pretende desanimar a los votantes

Es egresado de la carrera de Mercadotecnia y Diseño Publicitario de la Universidad de Oriente, donde también curso la maestría en Gerencia Empresarial. Desde 2019 ha laborado como community manager.

Amigos esta semana con la veda electoral impidiéndome hablar sobre candidatos y partidos políticos, y con la Ley Seca evitando que me pueda inspirar en otros temas, decidí hacer este pequeño manual para anular el voto.

¡Ojo! Este texto no pretende desanimar a las personas que sí piensan votar este 6 de junio. Simplemente es una manera de explicarles de qué manera el Instituto Nacional Electoral (INE) no tomaría en cuenta la boleta que te otorgan llegando a la casilla electoral.

Creánme, yo sí iré a votar… Así que reitero que mi intención no es influir, solo informar.

Pero bueno, comencemos con este texto corto pero útil; tanto así que podría volverse en un manual de ‘Pasos que no debo hacer si quiero que sea válido mi voto’.

Hay tres formas en las que tu voz no va a contar en los comicios a llevarse a cabo en tres días:

Voto Nulo: Es el voto mal realizado, ya sea accidental o intencionalmente que provoca su invalidez. En este caso se puede dejar la boleta en blanco, marcarla en su totalidad, marcas en dos o más partidos con candidaturas distintas o marcarla de tal manera que no se vea claramente la intención del voto.

Romper el voto: Esto yo no lo recomiendo que lo hagan porque si son descubiertos rompiendo la boleta electoral pueden ser multados por el INE o incluso ir a prisión, ya que es considerado un documento público electoral.

No ir a votar: Es la manera más sencilla de demostrar que no te interesa la jornada electoral. De esta forma te evitas la fatiga de ir a la casilla y no corres los riesgos al romper la boleta.

Sin embargo, déjenme hacer una breve recomendación… ¡Salgan a votar!

Como dije al principio, no voy a hablar de candidatos o partidos políticos. Sea quien sea la persona de su preferencia que aparezca en la boleta, ejerzan su derecho.

De no hacerlo igual y sientan que no pasa nada, pero al menos no creo que cuenten con la autoridad moral en caso que quienes resulten elegidos, no cumplan con sus expectativas o ignoren lo que prometieron en este mes de campañas.

Ahora sí, ya no los molesto más… Nos leemos el próximo viernes y les prometo que sin veda electoral podremos volver a ahondar en las figuras políticas poblanas.