Ciudadanos conscientes del poder de nuestro voto

Miércoles, Mayo 5, 2021 - 09:47

Ninguna campaña o discurso de contraste nos han abierto los ojos para saber que el poder corrompe

Coautora del libro “La Campaña” Guía para Estructurar Candidaturas, creadora del Podcast Política en Femenino, Consultora con experiencia en políticas, gestión y administración públicas, comunicación política y perspectiva de género 

Ya lo decía en mi columna pasada, esta es una elección decisiva para México. Los acontecimientos de los últimos días lo confirman: es momento de ser ciudadanos conscientes del impacto que tiene nuestro voto en la vida pública del país, nuestras decisiones pueden poner un freno a los abusos del poder que hoy imperan.

En México vivimos acostumbramos a un gobierno centralista, que toma decisiones de forma unilateral. Logramos superar setenta años de un gobierno hegemónico del PRI y nos tocó vivir una incipiente democracia caracterizada por la corrupción, el nepotismo y la negligencia que llegó a colmarnos de vergüenza, llenos de rabia y dispuestos a terminar con ese sistema.

En 2018 llegó la esperanza para muchos, con una participación histórica y una gran mayoría, donde llegó el actual presidente Andrés Manuel López Obrador al poder, encabezando una transformación que se ha quedado en el discurso; una transformación que prometía terminar con la corrupción, con el clientelismo, con el nepotismo y la negligencia, una transformación que nada ha transformado y que por el contrario, quiere destruir la división de poderes, la autonomía, la fortaleza de nuestras instituciones y hacer a un lado la supremacía constitucional.

Se suman cada semana acontecimientos que confirman que es momento de un despertar social: la denuncia de abuso sexual hacia un menor por parte del diputado Saúl Huerta, quien además buscaba la reelección por parte de Morena; el nombramiento de la hija de Félix Salgado Macedonio, Evelyn Salgado Pineda, como candidata a la gubernatura de Guerrero como un evidente acto de nepotismo; y finalmente, el colapso de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México que, más que un accidente, se lee como un acto de negligencia.

Estos acontecimientos han venido a mostrarnos lo que ninguna campaña, discurso de contraste ni estrategia de comunicación han logrado, abrirnos los ojos para saber que el poder corrompe, que la negligencia y la corrupción matan.

El próximo 6 de junio tenemos la oportunidad de salvar a nuestro país, de equilibrar el Congreso de la Unión, de unirnos para exigir la verdad para alzar la voz y crear consciencia ciudadana ante esta tragedia que tanto nos lastima.


Encuesta