Con E de educación, pero C de cero conectividad

Lunes, Mayo 3, 2021 - 12:15

La falta de acceso a la tecnología y conectividad pueden hacer fracasar el futuro educativo

Ciudadano del mundo, Sanandreseño preocupado por lo que pasa a mi alrededor. Comprometido con las causas sociales. Consultor senior con más de 25 años de trayectoria. Cantante frustrado        

“La educación no va a cambiar al mundo, cambiará a las personas que van a cambiar al mundo”, por eso es tan importante y relevante el tema de la educación en nuestro país, aunque para muchos hoy sea una cosa insignificante.

En el actual ciclo escolar, alrededor de 5.2 millones de niños y jóvenes lamentablemente no pudieron inscribirse, y de los que sí, 3.6 millones tuvieron que abandonar sus estudios. Esto está generando tremendo socavón que seguramente en unos años nos va a cobrar una factura muy cara. Pero contextualicemos para que no digan por ahí que exagero.

Y ojo, no me estoy inventado una historia de vaqueros. Esta es una realidad bastante palpable en nuestro país. Imagina que eres padre de familia, sin chamba, confinado con tus hijos y estás intentando que tomen sus clases en línea. Pero tienes un sólo teléfono celular. El mayor entró a secundaria y tus otros dos hijos están en primaria. ¿A quién se lo prestas? Súmale que el dinerito con el que le ponías crédito ahora se ocupa para pagar la comida, o ya sólo están esperando que les corten la luz porque tampoco alcanza para pagarla.  Insisto, ¿exagerado?

De acuerdo con la UNESCO, en México 24.84 por ciento de los estudiantes de entre 7 y 17 años no tiene acceso a internet, y 4.47 por ciento no cuenta con televisión por lo que estudiar a distancia a más de un año de iniciar esta pandemia, sigue estando canijo.

Entonces, ¿qué pide la gente?, qué demandan para que los futuros líderes de este país la armen y no se queden a la mitad del camino? Primero, y preguntando a cualquier padre de familia o estudiante, equipos para poder conectarse: computadoras, tabletas y dispositivos móviles en general. Segundo, conectividad. Siguen existiendo muchas zonas en nuestro país que no tienen internet.

Seis años después de la reforma en telecomunicaciones, hay alrededor de 34 millones de personas que no tienen acceso a este servicio. De acuerdo a datos de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, 6 de cada 10 viven en zonas urbanas, donde la falta de capacitación digital y la precariedad económica las dejan al margen.

La tercera demanda me queda claro que no es un tema de gobierno, es un tema fundamentalmente del sector privado: el costo del servicio del internet. Pero, ¿qué pasaría si los gobiernos pusieran foco aquí y lograran una mayor cobertura otorgando un servicio gratuito en parques, explanadas, plazas, donde la gente pueda llegar y gozar del servicio sin gastar un peso?

Me parece que estas acciones deben ser consideradas de manera urgente. Ya lo dijo Haim  Ginott, que aparte de psicólogo también fue maestro: "Los niños son como cemento fresco, cualquier cosa que caiga sobre ellos deja una huella." No dejemos que esta generación sea una generación perdida. Y no lo digo yo, lo dice la UNICEF.

 

www.felipesandoval.com


Encuesta