Principio del final de la crisis sanitaria

Jueves, Abril 15, 2021 - 21:23

Los neoliberales apuestan a que los esfuerzos por superar la crisis sanitaria fracasen

Los procesos asociados a la superación de grandes retos en nuestro país no pueden tener una solución instantánea, más bien, el segmento temporal para arribar a la solución se encuentra lleno de una serie de obstáculos a superar sumamente complejos, en el caso de la superación de la crisis de salud que estamos viviendo en México y en el mundo pasa por lograr un mayor conocimiento del problema acerca del virus que genera el corona virus, de mejorar el tratamiento para restituir la salud de quien lo padece y lograr a partir de ello una cura preventiva la vacuna. Por lo implacable del contagio y de su avance vertiginoso se ha tenido que diseñar una estrategia para disminuir la velocidad de la propagación de la epidemia y con ello ha llegado la necesidad de detener el ritmo de las actividades de una sociedad en condiciones de la normalidad anterior, eso ha traído como consecuencia modificaciones esenciales en los ritmos de la actividad económica, educativa, financiera y, aparejado a ello, un vertiginoso cambio en las formas en que se desarrollan las actividades de las principales tareas de la vida social a la crisis sanitaria, se agrega una crisis económica social psicológica y cultural

Es así que ahora que ya se logró tener una vacuna en los países con un nivel científico más avanzado, el problema es cómo asegurar su adquisición y al mismo tiempo sincronizar los planes para su aplicación a lo largo y ancho de nuestro país. El asunto sería muy sencillo si no estuviera el ambiente politizado para cualquiera de las grandes tareas de la política del gobierno progresista, el contrapoder conservador no acepta que perdió la confianza de la mayoría de los mexicanos y, por tanto, lejos de colaborar para resolver la crisis sanitaria se alinea con los que quisieran el fracaso del nuevo gobierno y entonces a las dificultades que tiene un país en desarrollo como el nuestro se agrega la insidiosa búsqueda por los conservadores de las dificultades para magnificarlas y así lograr recuperar sus privilegios perdidos.

 En ese camino los conservadores han dejado de mantener la confianza que los poseedores del poder político y económico de los llamados poderes fácticos les tenían y que paulatinamente pasen  a colaborar con el gobierno progresista para caminar hacia  la solución de las graves situaciones generadas por la crisis de salud y las demás asociadas a ella; pero también para sumarse a la preparación de la sociedad mexicana  para  acceder a una nueva normalidad en la que se tendrá que asimilar los grandes cambios culturales tecnológicos políticos. Así de complejo es el asunto, aunque lo claro de las dificultades ya genera el abandono en que van quedando los que se obstinan en un regreso simple a sus privilegios y las fuerzas sociales se alinean con quienes seriamente están formulando cambios para conseguir una sociedad más justa y con un horizonte lleno de prosperidad y de satisfacción.  

Aunque la situación es grave, como lo denotan las cifras siguientes, la pandemia del coronavirus ha provocado al menos 2 millones 549 mil 910 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP este miércoles a las 11 horas GMT a partir de fuentes oficiales.

Desde el comienzo de la epidemia más de 114 millones 713 mil 590 personas contrajeron la enfermedad. La gran mayoría de los enfermos se recupera, pero una parte aún mal evaluada conserva los síntomas durante semanas o, incluso, meses.

Las cifras se basan en los reportes comunicados diariamente por las autoridades sanitarias de cada país y excluyen las correcciones realizadas a posteriori por los diferentes organismos, como en Rusia, España o Reino Unido. 

La pandemia de nuevo coronavirus ha provocado al menos 2 millones 549 mil 910 muertos en el mundo desde que la oficina de la OMS en China dio cuenta de la aparición de la enfermedad en diciembre de 2019, según un balance establecido por AFP hasta finales del 2020 y principios del 2021 según fuentes oficiales. En el ritmo de crecimiento de las defunciones, en un solo día, se registraron en el mundo 10 mil 558 nuevas muertes y 406 mil 96 contagios. Los países que más fallecidos registraron, según los últimos balances oficiales, son Estados Unidos con 2 mil 136, Brasil (mil 641) y México (mil 35).

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 516 mil 616 con 28 millones 719 mil 660 contagios. Después de Estados Unidos, los países con más víctimas mortales son Brasil, con 257 mil 361 muertos y 10 millones 646 mil 926 casos, México, con 187 mil 187 muertos (2 millones 97 mil 194 casos), India, con 157 mil 346 muertos (11 millones 139 mil 516 casos), y Reino Unido, con 123 mil 296 muertos (4 millones 188 mil 400 casos).

Entre los países más golpeados, República Checa registra la mayor tasa de mortalidad, con 196 decesos por cada 100 mil habitantes, seguido de Bélgica (191), Eslovenia (186), Reino Unido (182) y Montenegro (163).

En el periodo mencionado, primeros meses del 2021 y partiendo desde el comienzo de la epidemia, Europa sumaba 860 mil 55 fallecidos (37 millones 874 mil 127 contagios), América Latina y el Caribe 683 mil 590 (21 millones 536 mil 767), Estados Unidos y Canadá 538 mil 655 (29 millones 591 mil 319), Asia 257 mil 503 (16 millones 203 mil 808), Medio Oriente 104 mil 777 (5 millones 561 mil 104), África 104 mil 379 (3 millones 914 mil 2), y Oceanía 951 (32 mil 465).

Por fortuna ya se tiene indicios de una tendencia a superar la crisis sanitaria mundial, el problema es complejo pues se habla de fabricar vacunas contra el Covid-19 suficientes para atender una demanda aún no cuantificada, pero de magnitud sin precedente, constituye el desafío mayor al que se han enfrentado la Big Pharma y otros jugadores menores en la industria global de medicamentos. La forma en que lo responda nos concierne a todos de manera vital. La dimensión del reto palidece, sin embargo, ante los más variados y complejos que entraña la distribución y aplicación de las vacunas a escala global en una carrera contra el tiempo.

Las vacunas deberían aplicarse e inmunizar a individuos en riesgo a mayor velocidad que la que corresponde al crecimiento de los contagios. Ésta es la lógica que apoya objetivos como el de proteger a lo largo de 2021 a centenares de millones de personas, proclamado a menudo hacia el término del año de la aparición de la pandemia en que el total de casos se acercó a 80 millones, con adiciones diarias superiores a medio millón hacia mediados de diciembre. La cuenta mundial de decesos también fue desalentadora: un total cercano al millón y tres cuartos al cierre de ese año, con alzas cotidianas del orden de 10 mil en días recientes. En el plano de la fabricación de vacunas y medicamentos todo parece apuntar al fortalecimiento del oligopolio de la Big Pharma. Las informaciones sobre las firmas implicadas en las fases de investigación, desarrollo, fabricación y distribución inicial de unas y otros no suelen aludir a más de una decena de ellas, de las que todo mundo ha oído, como Pfizer, Moderna, Jannsen, Sanofi y Astra-Zeneca. Algunas de las mayores han absorbido a firmas o laboratorios, que a menudo han sido los innovadores y cuyo ejemplo más conocido es BioNTech. Merck adquirió acciones de OncoImmune, firma de investigación, para controlar el desarrollo de un fármaco que se espera reduzca a la mitad el riesgo de muerte o falla respiratoria aguda en los casos graves de Covid-19. En una típica conducta oligopólica, según notas de prensa, Pfizer condicionó elevar las dosis ofrecidas al gobierno estadunidense a la garantía de acceso a materias primas y equipos cada vez más escasos y disputados en el mercado.

El combate contra la pandemia en México presenta varias aristas, una de las más importantes es que por haber derrotado a los adoradores del mercado, que ahora están en la oposición lejos de respetar la voluntad de los mexicanos en el sentido de realizar un cambio que privilegie el interés nacional por encima de los mezquinos intereses de los neoliberales pretenden apostándole a que los esfuerzos de los mexicanos por superar la crisis sanitaria fracasen, que la sociedad y el gobierno del país no obtengan éxito en la superación de la pandemia, en ese afán han generado un ambiente de confrontación en el que su triunfo sería lograr recuperar su derecho a saquear al país y por esa vía lograr que sus intereses mezquinos prevalezcan. En ese tenor se presentan argumentaciones simplemente irracionales por ejemplo.

 16 de Diciembre de 2020 Leo Zuckermann

“Nueve meses después del primer caso, un año después de que apareciera el coronavirus, hoy es evidente que el gobierno de López Obrador fracasó en su manejo del covid-19. Nunca les importó controlar el número de contagios. Tampoco minimizar los muertos. Su prioridad fue la no saturación de los hospitales públicos y privados. Pues ni eso lograron. Un fracaso total.”

Este último riesgo se relaciona con la gestión interna del país. Los dos riesgos anteriores son globales con implicaciones para México. Se aprecia que nuestro gobierno no está gestionando bien los riesgos. Además, está tomando decisiones que no apuntan a un impulso a la economía. 

En tanto que Guillermo Zamarripa (30 ENE, 2021) formula que: 

El entorno global a causa de la pandemia es muy complejo. La pregunta es cómo se ve México en comparación con lo que han hecho otros países. La respuesta es sencilla: muy mal.

Los países que han tenido éxito han buscado controlar la propagación del virus y reducir de manera importante los contagios. En cambio, la estrategia en México sólo fue la contención de los contagios.

Esta estrategia implicaba que el objetivo era que no subieran, pero no se buscó que bajaran. Este mal equilibrio es el que definió las condiciones para la escalada que hemos visto a partir de noviembre. El otro indicador es la cantidad de muertes en México. Nuestro país ocupa el tercer lugar en muertos, cuando en contagios ocupa el lugar trece. La tasa de letalidad es de 8.5%, que es cuatro veces la tasa global de 2.1 por ciento. Es decir, en México uno de cada ocho contagiados se muere, en tanto que el promedio en el mundo es uno de cada cincuenta. Sus propuestas son el entorno internacional, con un nuevo escenario con dos grandes potencias, como sucedió en la época de la guerra fría, se está complicando. Por la ubicación geográfica de nuestro país y su vocación manufacturera hay un área de oportunidad para México a consecuencia de este cambio.

Para beneficiarse de este contexto se necesita instrumentar dos tipos de acciones: definir estrategias para acercarse a los Estados Unidos, en lugar de la confrontación y generar un buen entorno para hacer negocios.

Para crear las condiciones se necesita dar seguridad jurídica a la inversión extranjera con reglas claras y permanentes, y que se les permita tener una operación adecuada.

En las acciones que ha tomado el gobierno en este 2021 se aprecia que están empeñados en no aprovechar la coyuntura y en mantener a la economía con un desempeño mediocre.

 Queda claro que para los partidarios de los regímenes neoliberales es fundamental señalar con argumentos confusos el fracaso del régimen progresista en el propósito de superar los grandes retos planteados por la crisis, y luego formular que lo adecuado sería restaurar lo que se orienta a favorecer el retorno de sus privilegios. 

Los partidarios del neoliberalismo se encuentran muy preocupados porque cada vez es más claro el éxito que tiene la sociedad mexicana, con su gobierno progresista, para superar los efectos más profundos de la crisis. 

Para comenzar queda claro que escriben con un formato de línea editorial y que para sonar coherentes formulan juicios endebles como que al gobierno progresista nunca le interesó disminuir los contagios. Según ellos solo le interesó la contención de los contagios, lo primero que se debe entender es que los contagiados deben curarse para disminuir la letalidad y que la contención de los contagios es llanamente disminuir su ritmo de crecimiento y eso fue parte de la estrategia del gobierno de México, pero además el movimiento para evitar la  saturación de los Hospitales es nada menos que estar en condiciones de atender a los contagiados para poder curarlos  y olvidan que se apostó a algo que ya está funcionando depositar en la responsabilidad de los mexicanos el que cuidaran su salud y la de sus compatriotas. Se ha logrado avanzar en superar la crisis de salud y a la par con la llegada de la vacuna se puede hablar de una etapa esperanzadora de recuperación de la economía y de otras actividades sociales, así tenemos que los hospitales ya presentan un nivel de capacidad disponible por encima del 40% en promedio en todo el País y que el proceso de vacunación de los integrantes del sector salud está muy avanzado y que ya se inició la vacunación de los adultos mayores. 

Hay noticias de que están llegando los embarques de vacunas por ejemplo tenemos que,  Ciudad de México. recientemente llegó a México el noveno embarque con 852 mil 150 vacunas de la farmacéutica Pfizer-BioNTech, procedente de Bélgica, distribuidas en cuatro vuelos: Ciudad de México, Querétaro, Guadalajara y Monterrey, las cuales se repartirán en 38 municipios urbanos para continuar con la inmunización de adultos mayores, como parte el Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19. 

Pedro Zenteno, director general de Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México (Birmex), indicó que con este lote, desde el 23 de diciembre México ha recibido 4 millones 691 mil 775 dosis de las farmacéuticas Pfizer-BioNTech, AstraZeneca, Sinovac y Centro Gamaleya (Sputnik V), en 13 embarques.

“Ya se adquirieron más de 100 millones de vacunas y estamos esperando que se cumpla en tiempo y forma la entrega, de acuerdo con los contratos”.

México ha adquirido hasta ahora 224.3 millones de dosis de las diferentes vacunas contra el Covid-19 que se han desarrollado en el mundo y que han sido autorizadas para su uso en nuestro país.

Emir Olivares Alonso, Periódico La Jornada Viernes 12 de febrero de 2021, p. 14

Nueva York. El Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) adoptó ayer por unanimidad una resolución propuesta por Reino Unido que exige equidad en el acceso a las vacunas contra el coronavirus.

La resolución, la segunda que adopta el Consejo sobre la pandemia, insta asimismo a la solidaridad y a un alto al fuego en los países en conflicto para luchar mejor contra el virus y llevar a cabo la inmunización.

El voto a favor de la equidad en las vacunas es importante y lo apreciamos, dijo el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. Pero hay que tomar medidas concretas, como renunciar a la propiedad intelectual de las patentes para aumentar la producción, la cobertura de la vacuna y deshacerse de este virus lo antes posible, añadió. Ahora que se está avanzando de manera consistente en contener el ritmo de crecimiento de la pandemia y que se tiene un plan de vacunación en aplicación y que con la acción de la sociedad y el gobierno progresista se ha logrado revertir las tendencias negativas se vislumbra un panorama prometedor.

Ciudad de México. Especialistas consultados por Citibanamex mejoraron marginalmente su pronóstico para el crecimiento económico de este año, pasó de 3.9 a cuatro por ciento.

De acuerdo con la Encuesta Citibanamex de Expectativas, realizada de forma quincenal, la firma Itaú BBA es aquella que tiene el estimado más alto, pues espera que el avance del Producto Interno Bruto (PIB) sea de seis por ciento.

Citibanamex ubica su pronóstico de crecimiento para la economía nacional en 4.2; Banorte en 4.1 por ciento y Santander en 3.5 por ciento.

Para este año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) espera que el crecimiento sea de 4.6 por ciento; mientras que el Banco de México (BdeM), en su escenario central, anticipa un avance de 4.8 por ciento.

Los privilegiados de los regímenes anteriores arrecian sus ataques con diversos métodos porque han percibido, que, pese a sus campañas de calumnias y desinformación, los mexicanos estamos cerrando filas con el gobierno progresista para superar la crisis sanitaria y económica y queremos continuar con la transformación para lograr un México más justo y próspero en beneficio de la mayoría de los mexicanos.


Encuesta