Gigante con pies de arcilla

Miércoles, Abril 7, 2021 - 09:32

Biestro siempre estuvo inflado por los medios afines a los convenios de publicidad

Administrador de empresas Ibero Puebla. Es Diputado local por el XX Distrito y exPresidente de la Mesa directiva LX Legislatura del Congreso del estado de Puebla PT. Ex Alcalde de San Pedro Cholula

Si algo es un hecho es que, con la llegada de la 4T al Gobierno Federal, cambiaron las formas y las viejas prácticas de la política.

Desde principios del siglo XX, los funcionarios de la administración estatal, los diputados, los alcaldes que se rendían en pleitesía y halagos, quienes sangraban de las manos de tanto aplaudir, los que juraban que comían del mismo plato del Gobernador en turno recibían la bendición de saltar de un cargo a otro.

En los gobiernos del PRIAN, los gobernadores de todas las entidades palomeaban las listas de candidatos a diputados y presidentes municipales, mientras que desdeñaban la opinión del centro.

Las cosas cambiaron con la necesaria centralización de la política local. MORENA y el PT apostaron por los perfiles más competitivos para contender por las diputaciones federales y las presidencias municipales. 

Tal es el caso de la ciudad capital de nuestro estado. Pese a que Gabriel Biestro se hizo del control de los órganos autónomos, incluida la Auditoría Superior del Estado, quien trató hasta el cansancio de sabotear a Claudia Rivera, se impuso la frialdad de los números. Tan simple como lo manejé en columnas anteriores.

Biestro siempre estuvo inflado por los medios afines a los convenios de publicidad, siempre fue un gigante con pies de arcilla que se derrumbaría en campaña.

Biestro siempre fue un rey desnudo, aislado por sus incondicionales, quienes se negaron un día sí y otro también a reconocer que el neófito e imberbe expresidente del Congreso, no tenía las tablas para poder despachar desde el Palacio Municipal.

De nada sirvió llenar al Congreso de aviadores, pagar asesores con sueldos de hasta 60 mil, los enormes convenios de publicidad, otorgar moches de 17 millones a los diputados aplaudidores y levanta dedos, al final siempre estuvo solo.

Otro caso es el de las presidencias de Tehuacán, Huauchinango, San Pedro Cholula, y la diputación federal del distrito de Texmelucan y Huejotzingo. Los aspirantes y las aspirantes derrotados se han dedicado a pagar publicaciones en prensa, realizar ruedas de prensa en contra de los ganadores. Convirtieron lo que debía ser una competencia fraterna en una búsqueda encarnizada por los puestos de elección, como si se tratara de los partidos de siempre. Varguitas, Arriaga, Olga Vianey y Tonantzin sacaron el verdadero rostro. En términos prácticos indirectamente le están operando a la oposición.

De nada sirvió su pleitesía, la traición a las ideas y a los grupos que los llevaron al poder, lo que a muchos les interesa verdaderamente son los cargos y no la verdadera transformación. En fín.

Postdata.

Lo advertimos desde que se impuso al títere de Romero Serrano. La Auditoría Superior del Estado dejó de ser un aparato de fiscalización para convertirse en una oficina de operación electoral, tal como lo fue en los peores tiempos del marinismo. El auditor es un pelele, sirve a los intereses más perversos y hace de todo menos defender su autonomía constitucional.

 

dip.jose.espinosa@congresopuebla.gob.mx


Encuesta