El 8 de marzo será el 6 de junio

Lunes, Marzo 8, 2021 - 08:08

La violencia de género, la pobreza y la desigualdad tienen rostro de mujer

Ciudadano del mundo, Sanandreseño preocupado por lo que pasa a mi alrededor. Comprometido con las causas sociales. Consultor senior con más de 25 años de trayectoria. Cantante frustrado        

Finalmente se consumó lo que por 4 años luchó el presidente Trump. Levantar un muro infranqueable, pagado por los mexicanos y construido por nosotros mismos. Un muro de la vergüenza con un mensaje claro para las mujeres: Ustedes no importan, ustedes no valen, ustedes estorban... ¡Sólo son útiles cuando votan!

Ese es el muro que le ha dado la vuelta al país. El muro que divide a las mujeres del presidente. El muro que señala con claridad que lo mismo pueden eliminarse las estancias infantiles, que mandar a un personaje de pobre reputación como candidato a Guerrero, o que ignorar las miles de fallecidas por violencia de género. Y no pasa nada.

Más de la mitad de las matrículas universitarias son mujeres. Los congresos y ayuntamientos deben llevar igual cantidad de hombres que de mujeres fortaleciendo “obligatoriamente” la inclusión de ellas. Las emprendedoras tienen mayor éxito de sobrevivir a los primeros dos fatídicos años. Y por supuesto, en política, son quienes movilizan y convencen a las familias sobre los perfiles de los candidatos.

Sin embargo, las mujeres ganan menos, o tienen escasa participación como ejecutivas en las grandes empresas. Las mujeres - migrantes, privadas de su libertad, rurales, educadas, por dar algunos ejemplos - viven asimetrías y violencias según sus propias condiciones. Ser una mujer, indígena con discapacidad y campesina tiene mayores desventajas en la vida, comparada contra cualquier otra mujer. Por supuesto este perfil vive mayor violencia y, con gran certeza, morirá siendo pobre.

Hay que ampliar la visión que tenemos para entender esta realidad desde un contexto diferente. La violencia de género, la pobreza y la desigualdad tienen rostro de mujer, esa es la voz que enarbolan pero el presidente simplemente prefiere… levantar un muro.

Habrá que esperar el próximo 6 de junio porque las mujeres decidirán el rumbo del país... ¡Y le van a cobrar la afrenta!


Encuesta