¡Ya chole! La indolencia

Viernes, Febrero 19, 2021 - 12:47

Este gobierno favorece a presuntos delincuentes y violadores de derechos humanos

Doctor en Ciencias Sociales y Políticas por la UIA. Comunicador y filósofo por la UNAM y teólogo por la UCLG.

Indiscutiblemente, la conciencia social, el compromiso con los más pobres, las poblaciones vulnerables, los derechos humanos, los derechos de las mujeres, niños y niñas, la salud y el bien común, son sólo asuntos que sirven a la permanente propaganda del presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), pero, en realidad le molesta la garantía de los derechos individuales y colectivos, porque ponen en riesgo sus pactos políticos, su proyecto de gobierno y su soberbia. La expresión ¡Ya chole!, ante un tema tan indignante como la agresión sexual de Félix Salgado Macedonio, candidato de Morena a la gubernatura del Estado de Guerrero, contra Basilia Castañeda y otras cuatro mujeres, deja muy en claro que este gobierno favorece a presuntos delincuentes y violadores de derechos humanos.

En México las condiciones de las mujeres son deplorable, aún en el gobierno de la Cuarta Transformación. El acceso a la justicia es limitado y los procesos y las sanciones a quienes agreden a las mujeres es casi nulo. En los casos de violencia sexual hacia ellas, se contaba que en promedio 51 mujeres eran agredidas sexualmente por día. Asimismo, casi tres mujeres son asesinadas diariamente.

De igual manera, en casos de violación simple y equiparada, la cifra se manifiesta en 8,464 carpetas a las que se suman 13,669 por abuso y acoso sexual, 17 por incesto y 745 por hostigamiento sexual. Cabe señalar que, estas agresiones afectan a las mujeres de todas las edades, desde 3 años hasta quienes antes de perder su vida, en edad avanzada, han presentado señales de violación y agresiones físicas.

También es necesario señalar que, aún con los datos alarmantes con los que se cuentan, 99.7% de las mujeres que son agredidas sexualmente no denuncian el acto, por las consecuencias de una revictimización en los espacios judiciales, las familias y la sociedad.

Con un ¡Ya chole!, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, dejó muy en claro que estos datos, por no mencionar lo que significa para cada una de estas mujeres vivas o asesinadas la brutalidad del patriarcado en sus cuerpos y almas, le tienen harto, ya lo cansaron y es mejor seguir con su proyecto e imagen política. Es claro que este gobierno no lo hace para todas y todos y mucho menos para los vulnerables. Entonces, ¿será que el presidente dejó ver que su único interés por las mujeres es el botín político, el bono de género, que representan para ganar elecciones?

Las denuncias contra Félix Salgado Macedonio no han sido de dicho, de palabras, sino que han sido formalizadas en las instancias de justicia correspondientes, en las cuales se han detallado los abusos, la forma de drogar a una víctima, amenazarla, volverla a violar, agredirla con un cinturón y contagiarla de una infección de transmisión sexual, por citar un solo caso. Aun así, Mario Delgado, presidente de Morena y Andrés Manuel López Obrador sostienen inmoralmente la candidatura de este presunto delincuente a la gubernatura del Estado de Guerrero. ¿Qué le debe AMLO a Salgado Macedonio?

Nuevamente, López Obrador critica el linchamiento mediático contra uno de sus amigos en tiempo electoral, pero asume una posición que tampoco le corresponde: exonerar a Salgado Macedonio de las denuncias de agresiones sexuales. Si el presidente realmente fuera moral y legal solicitaría a este candidato que no se postule y espere las resoluciones sobre sus acusaciones, además de asumirlas y reparar los daños en caso de encontrársele culpable. Por el contrario, la respuesta de quien emite cartas morales, pero actúa de modo inmoral es ¡Ya chole!

Salgado Macedonio, otro exonerado de este gobierno, como lo fue Salvador Cienfuegos. Exoneración: concepto que ya se está volviendo sello de la Cuarta Transformación para delincuentes de alto nivel.

 

Picaporte

De risa. Para el gobierno, algunos medios de comunicación y feligreses del gobierno federal hay que celebrar que ya se va vacunó a más de un millón de personas. El problema es que se les olvida que somos más de 120 millones. Haga la cuenta de cuándo le tocará inmunizarse.

 


Encuesta