Trump: "el ejemplo" para los aferrados al poder

Martes, Enero 12, 2021 - 10:02

Donald Trump sale por la puerta trasera del gobierno norteamericano

Profesora, abogada, política, crítico de arte, promotora cultural con experiencia en los medios de comunicación como Influencer y líder de opinión. Fundadora del periódico cultural de México: Vanguardia manantial informativo

"El poder es un privilegio

 

momentáneo para el que lo ostenta. Tristemente para los que no lo entienden o no lo aceptan, solo les espera un futuro: el "bote de la basura política".

Bienvenidos a esta su columna: "notas a la Carrera".

Estados Unidos como potencia mundial siempre ha tenido un importante liderazgo dentro y fuera  del globo terráqueo.

Las decisiones que se han tomado desde el Capitolio han sido y son determinantes para el futuro de casi media humanidad.

La soberbia de Trump le hizo perder el piso. Desde campaña, eso se podía observar a simple vista, con sus palabras y dichos irrespetuosos, sus actitudes  prepotentes y actitudes de desprecio especialmente contra los migrantes y los extranjeros estaban a flor de piel en su discurso.

El incendio del Capitolio provocado por los seguidores del ya casi expresidente, dejó en claro que había perdido la cabeza, y aún más, que tomó malas decisiones que podrían hacer que termine sus últimos días en la cárcel como responsable de los 5 muertos durante el evento del pasado miércoles.

El saldo: los daños causados, más la debilidad moral de su partido y la incomodidad  de los postulantes.

EU vivió como una película de ciencia ficción, de suspenso ó terror. En un momento se había ido todo al caño. Un nuevo capítulo gris o negro quedará en la historia del país más poderoso del mundo.

En 50, 100 años o quizás más, se recordará este triste capítulo del presidente que no aceptó que su mandato había culminado.

Son dos juicios, el primero en el que pretenden destituirlo en caso de el vicepresidente Mike Pence no lo diera por renunciado y el segundo juicio que considero aún más grave en el que los demócratas quieren iniciarle un juicio en el que el Congreso lo someta a un "proceso de impeachment"por haber “incitado” a “una turba sediciosa” a irrumpir en el Capitolio el 6 de enero, cuando se realizaba la certificación de Joe Biden, no es cosa sencilla. Cinco muertos carga en hombros más decenas de lesionados.

 Pretenden sus enemigos políticos destituirlo antes del 20 de enero. Una verdadera pena moral política para los norteamericanos que tampoco se lo merecen. El juicio es un tema de observancia mundial; ya que en la historia de nuestro país vecino, jamás ha había visto un acto de esta naturaleza.

La era de Trump terminó por fin, termina con sangre y con una mancha moral que deja dolor para los que aman y admiran a ese desarrollado país. Las ofensas del presidente Trump siempre fueron imperdonables e impertinentes hacía los mexicanos, muy graves, motivos que le dieron una total desaprobación al Presidente Enrique Peña Nieto cuando lo invitó a Los Pinos en plena campaña. El tema de su muro fue uno de los temas de la agenda del mandatario, fue el motivo de lucha, pensaba que el problema migratorio se resolvería con un muro que difícilmente se logrará culminar.

 Donald Trump pensó que el muro iba a ponerle límite a los migrantes, sin darse cuenta que el límite le faltaba a él mismo en sus acciones como jefe de estado.

 

El hombre se ha aferrado al poder, como muchos locos que creen que van a eternizarse en sus cargos, metiendo a sus míseros títeres sin capacidad de nada, para pretender eternizarse, sus lacayos no tienen voluntad, ni materia gris, son frágiles y torpes y terminan hechos trizas y perdidos en la inmensidad de la basura política. No logran ser como sus amos que se camuflagearon, se empobrecen humanamente hablando sin parar, se envilecen, sí, porque no son nada, sus bajos instintos los llevan a convertirse en fieras despreciables, que pierden la razón, porque no piensan, actuan, solo tienen presente a su ego, y es ese ego es el que los arrastra a un mar de pasiones depravadas haciendo de todo: roban, matan, mienten, calumnian, sobajan, incendian y se pierden hasta no darse cuenta que allá en el escenario social la gente los desprecia, los ven repugnantes y purulentos por la baba de su mal proceder, y lo que es peor, llegan a convertirse en pseudo líderes  y obreros de la corrupción. Pensar que irrumpieron un lugar en donde dominaba la tranquilidad y como bestias sin razonamiento; golpearon, incendiaron y mataron  por ordenes del titiretero. ¡Qué pena! Un escenario político deprimente. Y Trump tranquilo . ¡Qué pena!

 En eso acaban, en ser despreciables a los ojos humanos porque se quedaron en la peor obscuridad que da la sociedad: la muerte en vida, hay quien está muerto, apesta y nadie se lo dice. Ese es el muladar de la basura en donde acaban esos tipejos que se pretenden eternizar en el poder. Ese es el basurero político de la humanidad crítica y severa.

Hasta aquí hemos concluido este pequeño análisis.

 

Hoy los espero en mi programa  Vanguardia informativo en donde entrevistaremos al famoso Mago Frank y a su conejo Blas, lo puedes escuchar por estéreo luz fm o por las redes sociales de: Vanguardia informativo edición radio.

Hasta las próximas notas a la Carrera.


Encuesta