El rotor del helicóptero Agusta, dos años después

Lunes, Diciembre 21, 2020 - 20:20

Si Martha Erika Alonso no hubiera ganado la elección a la gubernatura, seguiría viva

Político, profesionista y periodista Poblano. Ex-presidente estatal del PRD. Presidente Estatal de Iniciativa Galileos APN. Rector del Instituto de Ciencias Ecuestres.

La versión oficial de la tragedia ocurrida hace dos años (24-XII-2018) de la causa del accidente donde perdieran la vida la gobernadora de Puebla Martha Erika Alonso y su esposo el Senador de la República y exgobernador también de Puebla Rafael Moreno Valle, además de dos pilotos y un colaborador de Moreno Valle, que la causa fue una falla mecánica que se tuvo en la tijera del rotor principal de la aeronave lo que provocó el accidente. En esos momentos la percepción mayoritaria decía que este accidente fue un hecho provocado, como se comprobó en base a la encuesta que realizó la empresa Parametría, elaborada con 800 entrevistas cara a cara realizadas del 24 al 29 de enero de 2019, el 53 % de los encuestados señalaron que para ellos este percance fue un atentado. Dos años después yo considero que esta percepción no se ha modificado sobre todos por los acontecimientos ocurridos después de esa fecha.   

En esta tragedia como en muchas otras siempre hay beneficiados, el primero de ellos es el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta. Ya que derivado de este acontecimiento se tuvo que celebrar una nueva elección denominada extraordinaria y esta sí la ganó, ya que la constitucional la perdió contra la difunta Martha Erika Alonso. De no haber sido por esta tragedia el ahora gobernador seguiría viviendo en la casa que le compró a el expresidente Miguel de la Madrid en Coyoacán en la ciudad de México y que pago 10 millones de pesos y el dinero lo junto con créditos que obtuvo. Hoy sería un ciudadano más, quizás funcionario del gobierno federal y no tendría el cargo que hoy ostenta.

El segundo beneficiado es el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, en razón de que el fallecido Rafael Moreno Valle, sin duda sería la cara visible de la oposición contra el actual gobierno federal, oposición que ha carecido de ese liderazgo opositor al actual régimen y nadie ha podido capitalizar el descontento que día con día crece contra el Tabasqueño. No me equivoco al señalar que, para AMLO, Moreno Valle seria como una pulga en la oreja.  

Ahora la vox populi se había distraído en otros tópicos y ya no se comentaba mucho de este accidente y de los eventos posteriores ocurridos como consecuencia de esta fatalidad, sin embargo, en Puebla no olvidamos esa fecha que ha desembocado en una verdadera historia política de terror a nivel estado. Dijeran los clásicos que ese 24 de diciembre de 2018 se soltaron los demonios.

A dos años de ese fatal percance, reflexiono y creo que, si Martha Erika Alonso no hubiera ganado la elección de la gubernatura de Puebla, hoy en día ella, junto con Rafael Moreno Valle, dos pilotos y un colaborador del que era Senador de la República seguirían vivos, todos sin duda.


Encuesta