Pragmatismo y poder en el PRIANRD

Jueves, Diciembre 10, 2020 - 07:54

Los intereses pesan más que las virtudes, la ideología y los principios estorban

Periodista y analista político en medios locales y nacional, filósofo, docente en nivel superior, activista social, comprometido con la justicia.

No cabe duda, gracias a Carlos Salinas de Gortari, quien impuso un modelo económico y político neoliberal, carente de una ideología, pero sí una forma de ir apegándose a una política económica imperialista de ir descarnando a naciones y pueblos de identidad, dignidad y cultura nacional, con el fin de apropiarse de sus Estados, para hacer a un lado o extirpar sus leyes nacionales, así privatizar sus bienes nacionales, empobreciendo a las naciones como a sus pueblos.

Para tal objetivo, despojaron de identidad y principios doctrinarios a la mayoría de los partidos políticos, para hacerlos siervos y cómplices de ese entramado. Ya despojados de sus doctrinas, alienados, mermados de voluntad ideológica y formación política a y con una sociedad o grupos, se harán cómplices de la vorágine de la oligarquía capitalista.

El ejercicio fue simple, aprovecharse de entes con una formación fincada en el extranjero, para actuar como autómatas y cumplan cabalmente dichas metas. Ningún partido político en México se salvó, tales como el PRI, PAN y PRD, más satélites como MC.

El nacimiento del PRD, estuvo marcado por una lucha social que imprimió su esperanza de eliminar al PRI del poder, porque derivó en un largo proceso de corrupción, empobrecimiento social, injusticias, etcétera, participando en el proceso electoral contra Salinas de Gortari, con Cuahutémoc Cárdenas. Ese sueño se frustró, con un magno fraude electoral.

De ese PRD, integrado por militantes de agrupaciones y partidos de izquierda, así como luchadores sociales, Salinas de Gortari, encontró el método para mermarlo, la ejecución de 695 de sus mejores cuadros hasta fin de su sexenio. Desmantelado, logró infiltrarlo con personas provenientes de grupos de choque como el Partido Socialista de los Trabajadores, que de socialista nada, pero sí cumplió su objetivo de porro, como su ejecutador Rafael Aguilar Talamantes y sus hijos putativos como Jesús Zambrano, Jesús Ortega, Guadalupe Acosta Naranjo, Miguel Ángel Raya y Fernando Belauzarán, que en conjunto, son los caballos de Troya contra la sociedad y luchas sociales. Actualmente el PRD es menos que despojo y sin dignidad, mercenario y al mejor postor. En Puebla, un morenovallista, sin mínimos escrúpulos, actúa como dirigente, que jamás líder del PRD, lo es Carlos Martínez Amador.

Ya sin dignidad ni escrúpulos los integrantes de los tres partidos políticos, bajo el esquema de “pragmatismo”, donde Maquiavelo sentenció que “El fin justifica los medios”, actitud que la enmarca en su obra El Príncipe, así como donde muestra más claramente sus ideas políticas en su texto Discurso sobre la primera década de Tito Libio. En cada uno se muestra el maquiavélico en el Príncipe, o en el republicano de los Discursos como patriota preocupado por las virtudes cívicas.

“Los hombres, aunque se engañen en los asuntos generales, no se engañan en los particulares”.

Es decir, los intereses pesan más que las virtudes éticas, donde la ideología y principios doctrinarios, resultan un estorbo para lograr un acto perverso de corrupción.

La regla del Método de Harvard Centrarse en intereses, no en posiciones, siendo que siendo detrás de las posiciones particulares existen intereses y estos se deben explorar adecuadamente para llevar a acuerdos eficientes e inteligentes, así sea en contra de la voluntad de un pueblo, de cómo violar sistemáticamente toda ley: el fin justifica los medios.

“Que la patria se debe defender siempre, con ignominia o gloria, y de cualquier manera está bien defendida”.

El fin justifica los medios, cuando la patria no representa intereses de grupo oligárquico, porque la patria como tal, le es un estorbo para sus fines y medios, colocando a la ética, como un valor suntuario, mentira piadosa para hacer sentir que velan por los intereses de la patria. Falsa moral.

Maquiavelo comprendió con claridad que aquél político que busque a quien engañar, siempre encontrará quien se deje. Es decir, perder congruencia e identidad como dignidad.

Ejemplos sobran de quienes se arropan de falsa moral y democracia, porque cada uno, en su turno en el tiempo y espacio del salinismo con diversas caretas en cuatro presidentes de la república, después de él, junto con sus siervos incrustados en cada partido político, sobre todo, cuando los intereses de los apátridas los impulsa a aprobar el Fobaproa, la privatización del campo; ir sembrando la idea de privatizar y desmentelar a Pemex, como también los servicios de salud: Imss y otros. Ir más lejos del Tratado de Bucareli.

Maquiavelo lo explica en sus Discursos sobre la Primera Década de Tito Livio, a través de la historia de Apio Claudio Craso, un noble romano que intentó instaurar una tiranía en la época de la República. Apio formó parte de un grupo de políticos conocidos como los decenviros, que buscaron aprovechar los conflictos entre el pueblo y los nobles de Roma para perpetuarse en el poder. De entre todos los modos que usó Apio para conservar la tiranía, nos dice nuestro autor, el pasar de un modo de ser a otro ocupó un lugar central. Sin embargo, para Maquiavelo el error de Apio no fue cambiar de opiniones y de comportamiento sino hacerlo mal. El romano mutó “de amigo a enemigo de la plebe, de humano a soberbio, de fácil a difícil tan rápidamente que todos hubieron de darse cuenta de su intención de engañarles”.  

Si viviera Maquiavelo, encontraría un México diametralmente contrario a sus enseñanzas, porque los políticos y castas empresariales como eclesiásticas, están muy lejos de predicar un pragmatismo sin apelativos, en cuanto a que estos políticos del triunvirato acéfalo (PRI, PAN y PRD), por sus actos, se ganaron el desprecio del pueblo. Los calígulas actuales.

En cada sexenio, la ruta que definieron, está marcada por fraudes, despojos, asesinatos políticos y sociales, depredador sistema por excelencia. Odebrecht, uno de tantos ejemplos. El crimen organizado en la médula de eses poderes, que deriva en miles de muertos y desaparecidos.

La corrupción es tal de este triunvirato, que perdieron todo, son esqueleto sin carne, es decir, carecen de la confianza social como para apoyarlos en proyectos electorales. Si son incapaces de poder aglutinar una vez más a las masas a votar por sus candidatos, entonces, las alianzas pragmáticas los hacen pensar que juntos podrán “hacer” fuerza electoral.

Creen que pueden persuadir al pueblo a verlos como alternativa democrática, donde la violaron y asesinaron sin misericordia alguna.

La derecha panista, es y actúa como medieval, con dogmas y retardatarios, cuyos principios jamás representan a los intereses de una nación y pueblo: la historia los recrimina y acusa.

El PRD, se reduce a mentir por decirse de “izquierda”, porque sus dirigentes chuchistas, asesinaron su dignidad.

Un PRI que forjó su propia tumba, ante traicionar a la patria, el ser la imagen perfecta de la corrupción. Para poder ir reconstruyendo a la nación, se requieren 4 o 6 sexenios. Entre tanto, un pueblo se mantiene con hambre de justicia. Es el pueblo el único en aspirar por una vida digna y con honor.

Puebla se encuentra encallada en el fondo del mar, porque si Carlos Salinas logró despojar de dignidad a cada partido político, Rafael Moreno Valle fue su mejor alumno, porque supo comprar voluntades y dignidad, para hacer de los partidos políticos sus siervos, mismos que aceptaran y fueran cómplices de jugosos negocios, de dejar en desamparo presupuestal al Estado y sociedad por más de 30 años.

Los que se dicen representar a estos despojos de partidos, tal pareciera que perdieron memoria, porque creen que su triple alianza los llevará a conquistar municipios y escaños en el Congreso. Genoveva, Carlos Martínez y  Nestor Camarillo, por más que se desgasten en vender su esqueleto, les pesa el pasado-presente.

La voluntad social, tiene memoria, está fresca ante cada acto corrupto e impunidad con la que actuaron con cinismo cruel.

Puebla es un espacio especial, porque el gobierno actual, tal pareciera ir en sentido contrario al presidente de la República, inoperante en la democracia, haciendo de Nerón y Calígula, sus modelos de conducta.

El pragmatismo es un sustituto de la dignidad de principios ideológicos de personas que se apropian de un partido. Lástima.

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

Analista político y de prospectiva social


Encuesta