Cuatro historias en muchas vidas

Martes, Diciembre 1, 2020 - 07:44

En la vida, nada está escrito y la nada puede ser todo

Doctor en Administración Pública. Profesor investigador del instituto de Ciencias de Gobierno y desarrollo estratégico de la BUAP Miembro del Sistema Nacional de Investigadores nivel 1 del CONACYT. Autor de 5 libros

Alondra esperaba su camión en el mismo lugar de siempre, con los mismos de siempre, a la hora de siempre, con los sueños de siempre:

Final 1

Subió al camión, más adelante se encontró con su amiga Jareth, tenía tiempo de no verle, se alegraron, dos tipos subieron, al arrancarle la bolsa se atoró con su brazo, uno regresó sacó su pistola y terminó con sus días, Jareth sin su sonrisa habitual, su mirada resplandeciente yacía bocabajo, un mar de sangre negra era su marco.

Final 2

Alondra al subir, su blusa se atoró en la puerta, se rasgó, regresó a casa, desilusionada, llegó tarde a la entrevista de trabajo -señorita, aquí valoramos mucho el tiempo, lo sentimos, no podremos examinarle- fueron dos años de prepararse para llegar tarde por un tornillo mal colocado.

Final 3

-No creo que me vayan a contratar, todas son muy buenas y han estudiado en grandes colegios, eso de ser representante en el extranjero quizá no sea para una persona como yo- pensó para sí.

Llego el camión y no subió, Janeth estaba a espaldas a donde esperaba Alondra.

Dos cuadras más adelante los jóvenes subieron, Jareth, al estar en el rincón solo vio como pasaron jalando bosas y la suya en el piso no la lograron tocar y se marcharon -vaya, ¿qué habría hecho yo son mi computadora, allí llevo mi tesis? - y pensó en su gran fortuna.

Final 4

Jareth, se levantó tarde -que mal no llegaré a clase, le llamaré a Alondra, quizá quiera venir y desayunamos como en esos años de secundaria cuando mi mamá nos esperaba con la comida preparada, ¡me haces mucha falta mamá! -.

-Tengo una entrevista de trabajo, me iré en taxi y voy a tu casa-

Fue una gran tarde de amigas de toda la vida.

¿Quién escribe o describe las vidas de todos? ¿Por qué buscar interpretes?

Hasta los más letrados están en la búsqueda del ser eterno, trascender más allá de sus días, donde se piensan perennes, pero a la vez efímeros, y hoy más, un año donde vivimos en peligro.

El deseo del estratega: ojalá todo ya estuviera escrito, todo sería más fácil, un intérprete de letras futuras y la vida será más simple.

Twitter: @romansanchezz


Encuesta