Alianzas, despreciados y asegurados para el 2021

Martes, Diciembre 1, 2020 - 07:47

Panorama negro para Lalo Rivera “El bueno”

 

Postdata 1: Panorama negro para Lalo Rivera “El bueno”

Eduardo Rivera Pérez tiene cierta trayectoria que le da el derecho natural de aspirar a un cargo de elección popular en el 2021.

Específicamente a la alcaldía de Puebla, a la capital del estado, la ciudad más importante del territorio.

Nadie le puede negar a Lalo “El Bueno”, “Al que sí conocen” y “Al qué si tiene trayectoria política”, que trae una estructura que le es fiel.

Nadie le puede negar que es un político altamente competitivo en conocimiento y en popularidad.

Lo sustenta el buen manejo de redes y lo cuidadoso que ha sido para mantenerse al margen cuando debe y salir públicamente cuando es conveniente.

Sin embargo, aún con todo eso, algo pasó; de ser el objeto del deseo para el 2021 se convirtió en el objeto de la rebatinga.

Y es que, con todo y su cepa panista que le abría la puerta para la designación en automático, la dirigencia estatal del blanquiazul no lo tiene contemplado.

Es más ya lo descartó.

No será la carta para la presidencia municipal en el 2021.

La moneda de cambio es una diputación local o federal; eso y no otra cosa.

La otra opción: aceptar la invitación de Movimiento Ciudadano para ser el as bajo la manga.

Y Movimiento Ciudadano sí lo está considerando, porque la soberbia de Enrique Cárdenas no les dejo otra opción.

El panorama es adverso en ese contexto. Lalo “El bueno” tendría que sortear a los advenedizos que han saltado de un partido a otro y, ahora se sienten dueños de los naranjitas.

Vaya que se la está viendo negras.

Postdata 2: De Genoveva Huerta, las alianzas y la mejor opción con Chedraui

Se los compartí hace unas semanas.

Genoveva jugó bien el manejo de la percepción.

Les hizo creer a muchos que quería la candidatura a la presidencia municipal de Puebla.

Nada más falso que eso, pero Genoveva lo aprovechó muy bien para ganar tiempo.

Y no lo hizo mal, se ganó la voluntad de Marko Cortés, convenciéndole de las alianzas y de que Lalo “El Bueno” no era tan buena opción.

Y es que le hizo ver que Lalo con lo bueno que es, trae a cuesta la derrota del 2018 ante Claudia Rivera Vivanco, hoy presidenta municipal por Morena.

Se cocinó entonces lo que hoy es un platillo políticamente suculento para el 2021 y arrebatarle el triunfo a Morena.

Es más, Genoveva tiene el sartén por el mango.

La negociación para la alianza PAN, PRI, PRD más lo que se sumen, es el condimento para un frente común contra Morena.

Algo le aprendió a Moreno Valle, a hacer acuerdos jugando a querer y después ceder para ganar.

En ese contexto PAN, PRI y PRD el candidato deberá ser alguien que asegure aglutinar a las fuerzas políticas mencionadas, tan diferentes entre sí pero tan necesarias para ganar.

Deberá un candidato conciliador y sobre todo que les asegure el acercamiento con el sector empresarial.

Empresarios que se la jueguen por la generación de empleos y por una recuperación económica acentuada por la pandemia.

Empresarios que le apostarán al empleo y que mejor que sea una persona que emerja del mismo círculo de acción que ellos.

Y lo que cuesta menos, es lograr la unificación.

Y volvemos al escenario posible donde el empresario Pepe Chedraui gana terreno.

Es cuestión de tiempo.

Son tiempos de estrategia y de sensatez.

 

Postdata 3: A río revuelto, ganancia de “chaqueteros políticos”

Insisto, que deleznable es la política y que patéticos quienes se dedican a echarle leña al fuego.

Pero más despreciables, aquellos que pretenden recoger leña del árbol caído, restándole la poca credibilidad al oficio político.

Meretrices, chapulines o chaqueteros, como ustedes quieran nombrarles, al final nadie les quita su habilidad para ofrecerse al mejor postor.

Y miren que para eso se requieren por lo menos dos “cualidades”: el cinismo y la desvergüenza.

Y entre más la demuestren, más espacios ganan.

García Almaguer se ha convertido en el hazmerreír de la política, tanto que los que lo recuerdan como asesor de Moreno Valle, preguntan “y ahora a qué se dedica el Chelo”, la respuesta no tiene pierde “ahora hace… ¡el ridículo!”.

Del PAN fue expulsado y se sintió con los mini espolones para auto nombrarse diputado sin partido.

Se acercó, por debajo del agua, con Gabriel Biestro en el Congreso del Estado, se ofreció de espía y vende patrias a cambio de conservar sus privilegios.

Después difundió la mentira de que Movimiento Ciudadano lo quería de candidato y el desprecio salió a relucir.

Al final, tuvo que agacharse con Genoveva Huerta, cambiando las descalificaciones que García Almaguer hizo de lo que él consideraba sobrepeso por “estás llena de amor no de otra cosa” para que lo aceptará.

Y entonces volvió al redil como el perro con la cola entre las patas a cambio de una diputación o regiduría; y digo al redil porque de hijo… pródigo pues nada tiene.

Moreno Valle creó al monstruo, lo dejo crecer y ahora sin tutor, desesperado se vende al mejor postor.

 

 

 


Encuesta