Amozoc: Segundo Informe de Gobierno

Lunes, Octubre 19, 2020 - 10:18

Un gobierno completamente ausente, sin idea, sin motivación, sin capacidad de reacción

Especialista en Desarrollo Regional y Gestión de Inversión Extranjera y Conferencista. Se desempeñó en el sector público y privado en México como en el extranjero. Dedicado a la vinculación entre México y Polonia

Han pasado ya dos años desde que las autoridades municipales de todo el Estado tomaron protesta; del jubiloso discurso de cambio y transformación con el que llegaron los 4 teistas, hoy la gran mayoría de sus administraciones lucen alicaídas, ante el gran fiasco que han sido para con sus gobernados.

Amozoc no podía faltar a la cita con la ignominia, es un verdadero desastre sometido ante la realidad de la mediocridad, la falta de cualificaciones y de voluntad para eclipsar al menos mínimamente sus profundas carencias en cuanto a recursos humanos, intelectuales y de valores.

El informe comenzó con errores de dicción verdaderamente ofensivos, algo imperdonable en un gobierno que se respeta y que respeta a sus gobernados, que denota la total falta de seriedad ante el ejercicio de informar los avances logrados, cosa que, por supuesto no existe en Amozoc.

SuKsecretario, HiKno, SoleKne, “gracias por VERNOS apoyado”, entre otras joyas, fueron la constante de un ejercicio que, definitivamente no se preparo de manera profesional, de la que muy seguramente no hubo ensayo alguno, ni mucho menos ASESORES de verdad, que hubiesen medio ayudado a tan desaseado acto.

No faltará quien tache a quien esto escribe, de banal o presuntuoso por hacer énfasis en lo anterior, pero es el gobierno que nos está representando y del que nos guste o no, muestra gran parte de lo que somos en nuestro conjunto como sociedad, un pueblucho anclado a ortodoxias anacrónicas.

El alcalde comenzó con su primer eje, del que lastimosamente exhibió NADA, porque no es posible que tomen parte de su informe, el número de reuniones que sostuvo con distintos liderazgos o gremios, o el número de servicios que se dieron en el registro civil o ¿en qué nos beneficia saber el número de jóvenes que se registraron para el servicio militar? Por supuesto que en nada, no enunció un solo logro basado en un ejercicio estadístico o de una política pública bien diseñada.

De la misma manera siguió eje tras eje, mencionando acciones enfocadas en mero gasto, más no en objetivos logrados; sin siquiera mínimamente evocar un diagnostico por el cual se haya transitado para llegar a alguna meta. Por lo que sencillamente, fue un DENME LO QUE TENGAN Y COMO LO TENGAN a todos sus subordinados, sin métricas de resultados estandarizados, sin comparativos, sin visión, sin nada sustancial realmente.

La pandemia, contrario a lo que muchos pueden argumentar, incluso para justificar este desastroso año, fue una oportunidad para mostrar un liderazgo de verdad, gestionando el reto a través de las grandes palancas de desarrollo con las que cuenta Amozoc.

Pero, faltaba más, ha sido un gobierno completamente ausente, sin idea, sin motivación, sin capacidad de reacción, sin voz ni voto en los grandes escenarios de la política ya no nacional, sino estatal y que decir de los del desarrollo, en los que Amozoc sencillamente no existe.

Muestra de todo lo anterior fue también, la falta de respaldos de peso, lo que solo habla de que Amozoc bajo el liderazgo de Mario de la Rosa es menos que un municipio del montón, ni el sector empresarial, ni político, ni siquiera de su partido, se dieron cita en su informe, porque en efecto, no hay nada de lo cual se hubiesen podido sentir orgullosos de respaldar.

El gobierno del Estado envió a un funcionario de muy bajo perfil, simplemente para medio cumplir, mientras todos los demás municipios conurbados, tuvieron presencias de lujo en sus respectivos informes, incluso presidentes nacionales de sus partidos políticos y empresarios de mucho peso.

Hubiera dado mucho gusto, ver a los sectores empresariales de Amozoc presentes, siendo parte activa de un gran acuerdo para reconstruir al municipio, algo que solo queda en el imaginario de lo ideal, que, en Amozoc, jamás sucede.

Por otro lado, y no menos importante, jamás siquiera por equivocación, habló de cómo enfrentarán el tercer y último año de su desastroso gobierno, no dijo cómo afrontarán la reducción de las participaciones federales y programas como fortamun y la inminente desaparición del fortaseg, o de cómo harán frente a la disminución recaudatoria del recurso propio ante el cierre de cientos de establecimientos con los cuales no tendrán el dinero de refrendos, licencias, protección civil etc.

Tampoco tocó en lo absoluto el tema del desempleo en la que cayeron miles de amozoquenses producto de la pandemia, ni de algún plan contingente para estimular a la economía municipal, yo esperé y esperé que tuviera la decencia de decir que, al menos condonaría todos los impuestos municipales a las actividades económicas, a fin de reactivar el empleo o que no se sigan perdiendo más fuentes de trabajo, algo que por supuesto, no pasó jamás.

En consecuencia y espero equivocarme, estén atentos a la estrategia típica con la que los gobiernos mediocres buscan incrementar sus recursos, la extorsión a través de los agentes de tránsito, protección civil, medio ambiente, entre otros. Seguramente veremos incrementados los operativos como el alcoholímetro o las “revisiones de rutina” …

Lo único rescatable, es el seguimiento para concretar la llegada de la clínica del IMSS y la prepa de la BUAP que verdaderamente generarán beneficios, no obstante, tampoco es algo de lo que se pueda jactar como un logro de la administración, pues ambas son resultado de las coyunturas que el crecimiento poblacional ha generado y que venían de mucho tiempo atrás y que ojalá, se concreten dentro de un plan estratégico que contemple las dimensiones sociales, económicas y ambientales.

En conclusión, este alcalde, está muy lejos del honor mayestático que es gobernar a su pueblo y nuestra sociedad no ofrece rigidez alguna, pareciendo incluso que, experimentase placer por el dolor de su suplicio.

Y para desgracia de muchos y comodidad de otros, seguiremos siendo un municipio que depende del crecimiento y bonanza de la zona metropolitana a la que pertenecemos, para proveernos lo que nuestro propio gobierno no es capaz de lograr, empleos, seguridad, educación, salud y un sinfín de etcéteras.

En su obra EL IDIOTA, Dostoyevski dice que los hombres han nacido para atormentarse mutuamente, y con el gobierno que actualmente tenemos en el municipio de Amozoc, vaya que dicha sentencia no podría ser más real, pues elegimos gobiernos no para avanzar, sino para martirizarnos mucho más a nosotros mismos, quizá porque al final, lo único que nos queda es el placer de señalar lo que está mal y saber que, nuestro pronóstico no falló, porque con un gobierno como el de nuestro municipio, es muy fácil tener la razón y ¿a quién no le gusta eso?

Nos vemos cuando nos leamos...

 

 


Encuesta