Elecciones en EU: The show must go on!

Jueves, Octubre 15, 2020 - 08:06

Un desvergonzado impulso por notoriedad que más que buscar la verdad y razonamiento

Director de Posgrado en la Escuela de Negocios y Economia de la UDLAP. Doctor en Sistemas e Ingeniería por Texas Tech y miembro del Centro de Estudios LATAM de Cornell University.    

Hasta antes de competir por la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump era ya un personaje conocido principalmente como un estrafalario y exitoso hombre de negocios, por lo menos, esa era la imagen que proyectaba. Tal era su fama en aquel entonces, que consiguió que su ahora no favorita cadena de televisión NBC transmitiera, con un muy buen rating por cierto, un programa con él como protagonista.

Ya desde ese programa de televisión (The Apprentice) se podía percibir al personaje que en ocasiones llegamos a escuchar y leer a través de los principales medios noticiosos. Una persona que expresa ciertamente un carácter duro y agresivo, y en ocasiones rudo, pero sabiendo también que eso es precisamente lo que gran parte del pueblo americano quiere ver: determinación, y un sentido de misión a como de lugar.

Desafortunadamente, es en ese “a como de lugar” muchas veces mal entendido y peor aplicado, donde se detona una sangrienta agresión en las redes sociales que ha dividido incluso a familias (tema del cual también podemos platicar en otra ocasión para el caso de nuestro país), un desvergonzado impulso por notoriedad que más que una búsqueda de la verdad y razonamiento orientado a bien de la sociedad, se somete al contador de likes y re-tweets que vienen a sustituir la voz más alta (característica por cierto no ajena a ejercicios como este mismo).

Basta con haber visto también (hablando de alzar la voz) el desenfrenado debate por la presidencia americana entre Trump y Biden para entender la realidad y la falta de debate mismo, de generación de ideas y propuestas. Se pudo ver por televisión, en probablemente la democracia más madura del planeta, un show nuevamente con Trump como protagonista, mientras que Biden también interrumpió al interlocutor más de 35 veces.

No se aún si para bien o para mal, pero el segundo debate fue cancelado debido al estado de salud del presidente Trump, y aún así, el protagonismo se dejó ver hace unos días después de estar en el Centro Militar Nacional Walter Reed. En la enfermedad no ha dejado de jugar un papel importante en los medios que siguen al presidente con su estrategia mediática por la que todo el mundo se engancha ya sea por simpatía u odio.

Estamos a pocos días del jueves 3 de noviembre, día en el que se llevaran a cabo las elecciones presidenciales en los Estados Unidos. No me atrevo en este momento a pronosticar un ganador, pero sin duda, de aquí hasta ese mismo día si tendremos un show donde la búsqueda de simpatizantes tomará un matiz diferente al que hemos visto en campañas pasadas.

Dr. Luis A. Barroso

Director Académico de Posgrado

Escuela de Negocios y Economía

Universidad de las Américas Puebla

 

Twitter: @lbarrosom

 


Encuesta