Crisis covid 19: exige cambio humano

Martes, Septiembre 15, 2020 - 09:53

La crisis por Covid-19 arrebata nuestra libertad, 2ª parte

Abogado, Defensor de Derechos Humanos, Ex-Subsecretario de Derechos Humanos, Progresista luchando por la Dignidad de los Derechos Humanos

En la entrega anterior llamada  COVID19 REVELA LO INHUMANO DEL HUMANO, hablábamos de como la Pandemia motivada por el coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19) en el Mundo ha expuesto en muchos casos lo mejor del humano pero también ha revelado lo peor de nosotros como raza humana, continuando con la segunda parte, es importante que no olvidemos que las cosas materiales no se compran con dinero, se compran con la vida, se compran con tu libertad, porque por cada segundo, minuto, hora, día, semana, año que usas para obtener el dinero para adquirir algo material, estas dejando de hacer lo que se te antoja, dejas de disfrutar lo que no genera dinero, dejas de recibir y dar amor, no se disfruta de la sororidad o fraternidad, cuando no tenemos libertad, no tenemos vida, esto lo aprendí en el 2015 y 2016 cuando perdí todo lo material, gané mi libertad, pues dejé de preocuparme de pagar la tenencia, el predial, la gasolina, el celular del año, la ropa de moda, el reloj que te da estatus, de gastar para pretender ser algo que ya soy o que quisiera ser y al concientizar eso, logré aligerar la carga que tenía en mi mochila y gané mi libertad para disfrutar del campo, de lo verde y multicultural que es el mundo, a redescubrir mucho de lo que siempre fui y me daba miedo ser por miedo a no ser parte de algo donde no pertenezco, finalmente me volví libre para ser yo, hoy vivo más liviano, es increíble que hoy que me hace falta de todo y me refiero a lo material, es cuando menos peso siento que cargo,  y aclaro esto no es apología a la pobreza, esto es apología a la libertad que trae como consecuencia la felicidad.

Reconozco que hoy en los términos de cómo está la sociedad y por necesidad de supervivencia necesitamos mantenernos aún en una dinámica consumista, pues necesitamos un techo donde resguardarnos, que comer, como transportarnos, todas estas son herramientas que nos permiten cubrir necesidades básicas del ser humano actual, pero lo que digo no es algo inmediato o más aún, no estamos preparados para exteriorizar esto que les escribo, lo que si urge es interiorizarlo, urge reconocernos como seres que tenemos que cambiar primero nosotros para para motivar las energías, las sinergias en lo colectivo, nada pasará si no cambiamos primero nosotros a nuestro interior, nunca se verá en el exterior, nada habrá si esperamos que el de enfrente cambie para cambiar nosotros, o que el sector público cambie o nos ordene cambiar, un ejemplo es la pandemia, si el mundo de los humanos sin necesidad de reglas restrictivas se hubiera guardado en casa ( por lo menos los que no necesitaban salir por necesidad o por trabajo) tal vez no hubiera tanto enfermo o muerto y se hubiera logrado llegar a tener una vacuna sin tantas lamentables perdidas.

Mientras escribo no dejo de tener en mi mente el pensamiento que compartió mi hermana en el Facebook de un autor desconocido y que me generó mucho ejercicio de introspección de cómo anda mi vida frente a este caos que vivimos todos, en todos los niveles y creo que necesitamos caminar hacia interiorizar lo que les platico, aquí les comparto el pensamiento.

“El caos es para quien lo necesita.

No te confundas con lo que ves, con lo que te dicen y con lo que crees saber.

Las cosas no son como parecen, las cosas no están mal, no van peor y nada está en caos.

Es un momento de Transformación, las energías se están moviendo y pareciera que todo nuestro alrededor es violencia. La violencia está dentro de las personas y quién necesita de eso para aprender lo tendrá.

Las cosas se están manifestando para la evolución de acuerdo a lo que cada alma requiere para lograrlo.

Mantén tu corazón en Paz y quédate en la Luz y el Amor y todo tu alrededor estará en calma..

No te enganches con el exterior, eso es sólo una ilusión… mantente en tu corazón, en la fe, la esperanza y el amor universal.

Pide a tus guardianes celestiales y a tus maestros de luz, que te guíen, que te cuiden, que te mantengan en la frecuencia de amor para que eso sea lo único que atraigas.

Todo depende de tus acciones y de tus pensamientos. Si reaccionas ante el exterior, si en tu cabeza hay violencia, si te enganchas con la información, la manipulación, si compartes eso... eso tendrás.

Irradia Luz, amor, ayuda, compasión, agradecimiento, agradece esta oportunidad de cambio para el mundo y sana lo que tú necesites para evolucionar, trabaja en tí, en tu paz, en lo que tú requieres para comprender realmente quién eres y que haces aquí.

Amor, luz y paz para cada habitante de la Tierra.”

 

Anteriormente dije “… cuando perdí todo lo material, gane mi libertad, pues deje de preocuparme de…”, haciendo referencia a lo material, pero este mundo materialista y de interés, la abundancia en lo material también atrae o es un imán para otros entes tóxicos para la propia vida como lo es el ser y pertenecer a grupos que viven bajo las reglas de la esclavitud consumista y del mercado de la imagen, lo que motiva que sin querer te expulsen de sus grupúsculos y que si bien es cierto al inicio puede motivar depresión por dejar de ser parte de algo que siempre has pertenecido y después de deprimirte, subir de peso, victimizarte, odiar al mundo, aislarte, ir con el psicólogo, seguir malos consejos, radicalizarte, normalizar la vida.

Con el tiempo logras empezar a ver luces que te permiten aligerar la carga en la mochila, pues no solo te desprendes de lo material sino también de lo superficial, de lo tóxico y eso también trae consecuencias positivas, logras desprenderte de aquellas personas rémoras que se adhieren a las vidas de los otros y aprovechan cualquier sobra que les quede cerca y al ya no existir sobras buscan alejarse de ti para adherirse a otras vidas y esas rémoras mientras más produzcas, mas desperdicio generes se multiplican más y más llevándote a que a tu vida, tus proyectos, tus metas y logros no se den o estorben, entorpezcan, retrasen, dificulten o detengan tú avance, cuando finalmente te liberas logras que tu mochila cada vez pese menos y tenga más espacio.

Haz limpieza a tu mochila de la vida, depura lo que tu propia vida recolecta, limpia y quédate solo con lo que te toca de las vidas que de ti dependen, púrgate de tus cosas materiales y rémoras, libérate de tus odios y fobias así como las de grupúsculos del blof y del que dirán, cuando tu mochila deja de tener todo eso, se abre espacio para el amor, para la luz, para la paz, para la felicidad, para tu libertad.

En mi experiencia personal los actos perversos que vivimos de persecución y acoso del panismo morenovallista, motivaron primero que descubriera lo pesado y tóxico de mi mochila y de lo formidable que es liberarte de todo eso, lo cierto es que descubrí lo peor y lo mejor de mi y de mi entrono, de mi todos los días lucho a mi interior contra mis vicios, vacíos, conflictos, resolverme a que como todo ser humano somos muchas cosas y no siempre sacamos lo mejor de nosotros mismos con quien mejor a sido con nosotros, también tratamos de sanar las consecuencias de esa persecución como la ansiedad y muchas cosas más que espero la vida me permita sanar etc., pero también me reconocí con la cualidades y virtudes adquiridas, enseñadas desde mi familia, en mi entorno logré depurar incluso con mucho dolor en mi corazón de personas toxicas y personas muy malas, también he perdido personas muy buenas que me hacían mucho bien, al final la vida es eso.

Espero que esta pensamiento que se generó en dos partes, nos permita caminar en una ruta más saludable para todos en este mundo tan caótico en el que vivimos y aclaro que todo lo que he planteado es algo que no es fácil seguir ni se puede lograr de un día para el otro, son procesos que pueden ser muy largos y tortuosos, nos vamos a caer muchas veces y tendremos muchas derrotas pero si persistimos estoy convencido que lograremos desconstruirnos nosotros mismos, insistiré toda la vida que si bien es importante tu historia, más importante es cuál ha sido la consecuencia de tu propia historia, si sigues siendo la misma persona, con los mismos errores y vicios o has evolucionado o estas intentando transformarte y su servidor como seguramente todos tenemos muchísimos temas que tenemos que trabajar a nuestro interior, pues no estamos en blanco o negros y siempre tenemos que buscar la ruta de ser respetuosos, generosos, compasivos, cooperativos, empáticos, creativos, etc., que es como empecé este artículo.

Para cualquier cosa mi Twitter es @LuisSorianoVC


Encuesta