La transformación de México, una tarea compleja

Lunes, Septiembre 14, 2020 - 20:27

López Obrador se enfrenta a 30 años de gobiernos orientados a los intereses privados

Cuando se piensa en la transformación de un país como México, debe tomarse en cuenta que tiene una extensión de casi 2 millones de Km2, y más de 120 millones de habitantes, que tiene una diversidad de características geográficas y además tiene regiones que se caracterizan por diferentes culturas y costumbres y tradiciones, en fin, es un país lleno de cosas bellas, pero también de rasgos que singularizan la problemática de su desarrollo como sociedad. 

En resumen ese sería el país que debía gobernar cualquier gobierno, pero al gobierno progresista de AMLO, se le debe sumar a lo complejo de superar los problemas de cómo fue gobernado, por casi treinta años, con el criterio básico de los intereses privados. Los Neoliberales dejaron crecer, de manera consciente e intencionada, los asuntos vinculados a las redes delincuenciales que se movieron con el criterio de la máxima ganancia, creció el soborno, las complicidades con el crimen organizado; con los carteles del Narcotráfico, las mafias del huachicoleo, y las acciones relacionadas con esas actividades ilícitas. 

En el desarrollo de las plagas de delincuencia organizada, la profesional y la ordinaria, se mezcló con la acción de las redes delincuenciales integradas entre los funcionarios del sector público, se constituyeron de tal manera que las redes delincuenciales en su composición han llegado a tener funcionarios de primera línea entre sus filas, y lo que es en el primer momento del contacto de las organizaciones delincuenciales fue conseguir que los funcionarios los dejaran trabajar, la venta de protección se convirtió en un proceso de mutación que integró a los grandes funcionarios como parte de la maquinaria de negocios ilícitos a la sombra del poder, solo así se puede entender lo que está saliendo a la luz pública: secretarios de seguridad pública señalados por cooperar con las bandas de narcos y funcionarios de alto nivel involucrados en el saqueo del erario público, compras fraudulentas con cargo al país, descuentos que no se justifican y que representan transferir dinero del país a empresas privadas nacionales y extranjeras, tal es el caso de lo que se ventila en el proceso que se sigue a Emilio Lozoya, exdirector de Pemex e igual de impactante es lo relacionado con Etileno XXI  en donde se anidan las gracias y latrocinios hasta de un expresidente. 

Por esas circunstancias, aunque algunos críticos principalmente identificados con los partidos que gobernaron en el periodo neoliberal, pidan que se prescinda del ideario que orienta nuestro proyecto de nación de la 4T, les reiteramos que ese proyecto corresponde con el mandato que la mayoría de los mexicanos expresó el primero de julio del 2018. 

Así que lo mantendremos y lo consolidaremos con análisis afines al proyecto que signifiquen su consolidación. 

En su mensaje de 45 minutos, ante unos 60 invitados que respetaron la sana distancia –integrantes del gabinete, empresarios, mandatarios estatales y otros–, AMLO agradeció a los titulares de las secretarías de Marina, almirante Rafael Ojeda Durán, y de la Defensa Nacional, general Luis Crescencio Sandoval, por “el respaldo, lealtad y recto proceder.”

 Y expresó: “Ahora hay justicia para el pobre y en materia de seguridad ya no manda la delincuencia organizada, como era antes. Ya no hay torturas, desapariciones ni masacres; se respetan los derechos humanos y se castiga al culpable, sea quien sea. Ya no hay en el gobierno federal funcionarios como (Genaro) García Luna.”

También destacó la reducción del 30 por ciento en la mayoría de los delitos, excepto homicidios dolosos y extorsión, que han aumentado 7.9 y 12.7 por ciento, respectivamente.

López Obrador reiteró su respeto y trato equitativo a gobernadores y presidentes municipales de cualquier signo político, “así como hemos cumplido con nuestra promesa de impulsar la verdadera independencia de las instituciones de justicia.”

FotoEn cuanto a que se juzgue a ex presidentes de la República por diversos delitos, ratificó que las autoridades responsables desahoguen el asunto con absoluta libertad y que, de ser necesario, se celebre una consulta para conocer la opinión del pueblo. De realizarse este ejercicio, él votaría en contra de someterlos a proceso, pero respetará el fallo.

Al recordar que fue víctima de fraude electoral, el Presidente se mostró convencido del tremendo daño que ocasionan las autoridades impuestas, y destacó la reforma constitucional que castiga con cárcel, sin derecho a fianza, a quien utilice el presupuesto público en beneficio de partidos y candidatos o adultere el carácter libre y democrático de las elecciones.

 En el caso de los actuales consejeros integrantes del CG del INE los 4 nuevos y los que se mantienen en el cargo deberían ser vigilados por todos los ciudadanos y por las instituciones de la república para que cumplan con sus encomiendas a la luz de las normas constitucionales, especialmente con los principios rectores de la actividad electoral:  En el ejercicio de esta función estatal, la certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, máxima publicidad y objetividad serán principios rectores, todos ellos consagrados en la Constitución (Artículo 41, fracción V, apartado A ).

 Evitar que se vuelva a ocultar los errores de instancias del poder cometidas por omisión o por intención, tal fue el caso que se presentó en la elección del 2018 en donde los integrantes del CG del INE declararon iniciado el proceso electoral correspondiente en septiembre de 2017, según las palabras de Ciro Murayama de acuerdo con la legislación vigente en ese momento, pero da la casualidad de que efectivamente la Ley General de instituciones y procesos Electorales(LEGIPE) establecía el inicio en ese periodo pero también establecía dicha legislación que la jornada electoral se debía realizar el primer domingo del mes de Junio de 2018, y de ningún modo el primer domingo de Julio. Así que por descuido o de manera intencional se ocultó la razón del cambio, nunca lo hicieron público (primera violación a los principios rectores de la actividad electoral (PRAE).

 El asunto era sencillo el congreso de la unión aprobó un artículo constitucional transitorio, en febrero del 2014,  en donde se estableció que la jornada electoral se realizaría a partir del año 2015 en el primer domingo de junio, salvo la jornada correspondiente al 2018, esa fue la razón de que se realizara la Jornada electoral el día 1 de julio y no el 3 de junio de acuerdo con lo marcado por la LEGIPE, el asunto no termina allí, la obligación del congreso de la unión al acordar un transitorio de ese alcance debió instruir a la cámara de Diputados para que reglamentara lo necesario y así permitir que las elecciones se apegaran a una legislación reglamentaria adecuada, la cámara de diputados federal no asumió la responsabilidad y cuando se dieron cuenta ya los plazos para legislar respecto a las cuestiones electorales que debe hacerse como mínimo 90 días antes de que se iniciara el proceso electoral, aquí hay una actitud omisa de la cámara de diputados, pero también se dio una indolencia del que debe organizar el proceso electoral, es decir, el INE. Aquí cabe preguntar si ellos tenían que organizar el proceso electoral 2017- 2018, debieron revisar que la legislación que correspondía aplicar estuviera completa, debieron llamar la atención oportunamente a la cámara de diputados federal para que realizara la elaboración y discusión de la ley reglamentaria correspondiente, pues no lo hicieron, es aquí donde se hace sospechoso el hecho, podían simplemente asumir la omisión no intencional y realizar el procedimiento correspondiente, pero no, optaron por ocultar el hecho y además siguieron cometiendo errores, queriendo engañar a los ciudadanos dijeron los integrantes del CG del INE que el proceso electoral se iniciaría en el mes de septiembre de 2017, en lugar de aceptar las omisiones que he mencionado e iniciar el proceso electoral en el mes de Octubre lo que hubiera evitado inventar cuestiones increíbles como el periodo de inter-campañas motivado porque no se tomó en cuenta en sus plazos que el día de la jornada electoral se realizaría un mes después de lo establecido en la LEGIPE,  pero como su impericia o su perversidad no tenía limite, en lugar de decir la verdad optaron por asumir con la complicidad de los que dirigían al poder legislativo por irse por la vía de convertirse en legisladores y como ley reglamentaria elaboraron un reglamento de elecciones que se sometió a la aprobación del Tribunal electoral de poder judicial de la Federación  y eso fue la ley reglamentaria del transitorio constitucional.

 Es decir, realizaron acciones que se encontraban fuera de su competencia. Todo eso se ocultó a los ciudadanos de México, además aprovechando que ya se habían constituido en instancia legislativa, aprobaron registros como candidatos independientes a la presidencia de la Republica; el INE a Margarita Zavala a pesar de que tenía en los apoyos presentados cientos de miles de apoyos sustentados con documentos insuficientes y muchos de ellos falsificados, el TEPJF le otorgó al Bronco su registro en las mismas circunstancias irregulares. 

Por el seguimiento que realicé de los eventos de la campaña, los que ostentaban el poder y las instancias electorales de ese momento le apostaban a lograr de cualquier manera que la elección apareciera como muy cerrada, en tercios y que ello les permitiera con las acciones irregulares realizadas poder sesgar como lo hicieron en el 2006, a favor del candidato afín con la opción neoliberal, para que desde la autoridad electoral investirlo en el cargo como triunfador, por fortuna el triunfo arrollador de AMLO evitó que esa malas intenciones pudieran tener terreno propicio para jugar su papel nocivo que se inscribe en el hecho de que la autoridad electoral pretendía no ser imparcial.

 Se tiene que vigilar al INE y a todos los órganos autónomos para que se comporten como tales y que no se desnaturalicen convirtiéndose en parte de las organizaciones partidarias o de organismos corporativos. 

Pueden, si lo desean, asumir sus posturas a favor de posiciones como las mencionadas, pero ese solo hecho debería ser suficiente para que dejen el puesto en el órgano autónomo y pasar libremente a desarrollar su papel como activista en alguna de las posiciones de los órganos políticos.

 En lo que corresponde a la forma en que se ha enfrentado la pandemia es de reconocer que la epidemia sigue causando estragos entre los mexicanos, pero es razonable considerar que en manos de los gobiernos anteriores el sector salud estaba organizado para una situación normal, no con la presencia de la pandemia y que la estructura del sector tenía una fuerte presencia de administradores propensos a la corrupción: compra de material médico con sobreprecio, adquisición de materiales médicos caducados, simulación de compras, construcción de instalaciones hospitalarias sin personal médico, sin equipo Hospitalario y lógicamente sin medicinas, utilizando empresas inexistentes para simular compras y así desviar recursos a otros propósitos.

 Para enfrentar la pandemia, atinadamente, se puso el problema en manos de los expertos y se procedió a someter a las estructuras corruptas y posibilitar que todo el sistema de salud se pudiera sumar al trabajo para atender la emergencia, en una palabra, sanear al sector salud de la corrupción para poder lograr sanear al pueblo mexicano y permitir que la pandemia hiciera el menor daño posible.

 En otros países están logrando salir adelante y nosotros los mexicanos también, pero aquí hemos tenido que enfrentarnos a las redes de corrupción de los proveedores de muchos medicamentos y de material médico, por todo lo mencionado se tuvo un intenso ataque de las industrias farmacéuticas integradas a las redes de negocios ilícitos en el sector salud. 

En lo que se relaciona con el combate a la inseguridad se ha tenido que asumir que las redes de delincuentes que ejercen violencia, especialmente la delincuencia organizada profesional logró, porque se le permitió, infiltrarse en los órganos del estado, lo que en principio les permitió trabajar a cambio de recibir sobornos o “propinas”, al evolucionar algunos  funcionarios de los gobiernos neoliberales se fueron integrando a las redes de la delincuencia organizada hasta llegar a convertirse en los reales jefes de esas organizaciones criminales. Para sustentar mi argumento debo comentar que el hecho reconocido por Emilio Lozoya, en el sentido de haber recibido millones de dólares, por parte de la Empresa Brasileña Odebrech,  para la campaña presidencial de EPN, me parece revelador, porque, qué negociante con tanta experiencia arriesga tanto dinero apostando a un candidato que no se sabe si va a ganar. Considero que el asunto fue más complejo, el presidente en ese momento aceptó que se destinaran recursos a una candidatura que era de su simpatía y con ello aseguró que su proyecto de Etileno XXI fuese autorizado por el futuro presidente, lo que significaría que Odebrech no dio, más bien aceptó puentear para que con recursos del estado mexicano se financiara la campaña de EPN y, a cambio de ello, la autoridad en funciones pudiera consolidar el negocio de ser socio de Odebrech y, al mismo tiempo, disponer de la posibilidad de transferir recursos del estado mexicano por medio de la empresa brasileña que es la que seguirá recibiendo recursos para lavarlos y ponerlos a disposición de las autoridades corruptas de los regímenes Neoliberales.

Allí se inscribe el contrato leonino que le da a esa empresa la posibilidad de adquirir los productos derivados del petróleo con un treinta por ciento de descuento y la garantía de que, si PEMEX no lo surte el producto, entonces lo comprará para entregárselo al precio con su debido descuento; en otras palabras, Odebrech no da sobornos, los recibe a cambio de que lave el dinero desviado por las autoridades corruptas de los gobiernos neoliberales.

 De ese modo sí es lógico que la empresa brasileña ponga a disposición de candidatos tales sumas de dinero. Así es cómo podemos explicar lo que el Presidente AMLO plantea acerca de la conducta de sus opositores en los términos siguientes: 

Sobre la oposición a su gobierno, el titular del Ejecutivo aseveró que desde Francisco I. Madero no había habido un presidente tan atacado como ahora, pero resaltó que la mayoría de los mexicanos apoyan su gestión. Los conservadores están enojados porque ya no se les permite la corrupción y en consecuencia perdieron privilegios. 

Sin embargo, se debe resaltar que la oposición goza de absoluta libertad de expresión y ello es prueba de que hoy se garantizan las libertades y el derecho a disentir. La represión política ha quedado en el pasado.

Aunque circunstancias imprevistas e infortunadas como la pandemia de Covid-19 han obligado a hacer ajustes, prometió no apartarse, en lo esencial, del espíritu del compromiso adquirido.

Lo anterior significa que la mejor manera de evitar retrocesos en el futuro, depende mucho de continuar con la revolución de las conciencias para lograr a plenitud un cambio de mentalidad que, cuando sea posible, se convierta en voluntad colectiva, dispuesta a defender lo alcanzado en beneficio del interés público y de la nación.


Encuesta