Domingo, 19 de Enero de 2020     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



A 45 años de la ejecución de Lucio Cabañas

Jueves, Diciembre 5, 2019 - 06:28
 
 
   

Sin esperanza Ni destino que sepamos Somos ciegos, que ven sólo a quien tocan Ricardo Reis

El 2 de diciembre de 1974, cae en combate Lucio Cabañas Barrientos. Dirigentes sociales, y organizaciones no gubernamentales exigieron justicia para el fundador del Partido de los Pobres (PDLP).

En el evento realizado en el zócalo de Chilpancingo, Micaela Cabañas, hija del finado guerrillero exigió justicia. A su vez, demandan al presidente Andrés Manuel López Obrador, que atienda y resuelva las demandas de los familiares de los desaparecidos y asesinadas durante la guerra sucia que se vivió en Guerrero (1969-1979). "Mi padre fue un luchador social, y es hora que el gobierno federal lo valore haciendo justicia a las familias que sufrieron esta persecución por parte del Estado Mexicano".

En su intervención, Raymundo Díaz Taboada, coodinador del Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI), lamentó que en México siga prevaleciendo el terrorismo de Estado "por eso exigimos al presidente Andrés Manuel López Obrador, que se castigue a los asesinos de Cabañas Barrientos.

"Siguen existiendo asesinatos y desapariciones de activistas, violencia que ha generado familias desplazadas en varias comunidades de la entidad", reiteró.

Exigimos también que el gobierno "haga justicia por los asesinatos de los compañeros activistas de Tlapa, Antonio Vivar, ocurrido en junio del 2015 a manos de la Policía Federal, y el de Arnulfo Cerón Silverio, secuestrado y asesinado en noviembre de este año".

El profesor Lucio Cabañas cayó en combate con el Ejército Mexicano, en las inmediaciones de El Otatal, en la zona de la sierra del municipio de Tecpan de Galeana, en la Costa Grande.

Cabe resaltar que lo que empezó con Genaro Vázquez murió con Lucio Cabañas

 “Dicen que nos van a matar, Pero si matan a uno de nosotros, lo que vamos a hacer es irnos a la sierra Y no les vamos a jugar otra vez pacíficamente Que maten uno, aunque sea, O que nos dejen herido, aunque sea uno, y vamos a acabar con todos los ricos Los ricos ya nos echaron a la policía del estado y de seguridad Ellos también están temblando, porque les ha llegado su hora”. Dijo Lucio Cabañas el 18 de mayo de 1967.

Este primero de diciembre, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador emitía su discurso de informe de su primer año de gobierno ante la ciudadanía, en 8 estados de la república, se manifestaron grupos de derecha contra AMLO, encabezados por el PAN. Siendo que desde Marko Cortés, en la capital de la república, con su inseparable Vicente Fox, junto con destacados empresarios nacionales y una organización que se asume con el nombre de “México Libre”, que, en los hechos, es un entramado ultraconservador, organizaron y convocaron a lo más rancio de la ciudadanía mexicana. En Puebla, Francisco Fraile y otros panistas, estuvieron en primera fila.

Nuestra Carta Magna garantiza el derecho a manifestación como expresión, sin embargo, debemos ubicar que dicha derecha, en su marcha, recurrieron a mantas y cartulinas con consignas de “Renuncia AMLO”, “Despertemos México”, “AMLO ya renuncia”, “AMLO no eres mi presidente”, “No al comunismo”, “¡México!”, “fuera López”, “fuera Evo” y “LeBarón, no están solos”. Chalecos México, Observatorio Ciudadano, y otras organizaciones civiles acompañaron la movilización, además del PRD Estado de México y el PAN.

Entre las lonas de los protestantes encabezados por Chalecos México, Observatorio Ciudadano, el Poder Somos Todos, Une México y otras organizaciones civiles, se acusa una “CNDH carnala”, se rechaza la liberación de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, y la construcción tanto del aeropuerto en Santa Lucía y del Tren Maya.

“Esto es de ciudadanos, no hay ningún partido detrás de esto”, dijo Jaime de Chalecos México, quien criticó “la ineficiencia” de esta administración federal en temas de crecimiento económico e inseguridad.

El contingente de ciudadanos marcó su distancia con el del Sol Azteca, que marchó adelante y solo entre banderas amarillas. El contingente del PAN, sin insignias partidistas, fue encabezado por el dirigente Marko Cortés, el Senador Gustavo Madero, el dirigente de la CDMX, Andrés Atayde, y Santiago Creel. También hubo presencia de Futuro 21 a través de la ex priista y periodista de la revista Siempre, Beatriz Pagés, y el ex candidato a la presidencia, Gabriel Quadri.

Incluso, dentro de sus consignas exclamaron que “no son chairos ni fifís”. Más bien, castas divinas que se asumen como la expresión de un pueblo.

Dentro de las estrategias de un poder, el que sea, pero más en este tipo de grupos, lo primordial es influir y sembrar miedo a la incertidumbre, al dolor, a la inseguridad, ya sea económica como por actos de violencia extrema. La cuestión es no llegar a la reflexión del origen de los problemas, como tampoco a la racionalidad de las cosas, evidenciar la otredad de los conflictos.

Se atrevieron a denunciar que un periodista fue agredido en el acto de AMLO, pero, marginan que ellos si amenazaron a un periodista que cubría la marcha en avenida Juárez de la capital.

Emiten expresiones sin desembocar reflexiones y análisis objetivos, porque el rascar del porqué de los problemas, desemboca en ir a fondo de que la corrupción e impunidad, es la panacea de sus ganancias y beneficios, de que se sirvieron de sexenios de la corrupción.

Se espantan de que se tienen que aclarar el origen y ejercicio de sus ganancias, al ser fiscalizadas, de que ahora el IMSS e Infonavit, se coordinarán para evitar fraudes, para evitar evasión fiscal. Temen que si se aprueba la revisión y auditar al outsourcing (subcontratación de empleados), cuantos empresarios, evaden sus responsabilidades y obligaciones fiscales como respetar la Ley Federal del Trabajo, en no violar el artículo 123.

Insisto, tienen todo el derecho a manifestarse. Sin embargo, si revisamos archivos hemerográficos y de video histórico, y otros documentos, los manifestantes jamás se expresaron así, cuando se cometieron represiones, asesinatos y ejecuciones de ciudadanos y líderes sociales, tales como Acteal, El Charco, Atenco, los 43 normalistas, la lista de líderes desaparecidos o asesinados es larga, como también las injusticias contra campesinos, indígenas y clase trabajadora. No, estos temas no existen para la clase divina.

A pesar de todo, AMLO declaró que tienen el derecho a expresarse, así de simple.

Si todo está mal, entonces, Carlos Slim y empresas mexicanas de hidrocarburos defendieron este miércoles los más de 100 contratos obtenidos tras la reforma energética y pidieron al Gobierno de México claridad sobre el futuro, y la producción esperada, de los mismos.

La Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (AMEXHI) precisó que de los 111 contratos, solo 29 son de producción, y en total registran inversiones por 11 mil 298 millones de dólares y una inversión aprobada en planes de desarrollo y de exploración por 36.824 millones de dólares.

“Nosotros creemos que los resultados se están dando. Hablamos de una industria en la que los resultados se tienen que ver en el tiempo, no es de varita mágica con la que tocas un pozo y empieza a producir”, dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, durante conferencia “Avances en las inversiones de la industria privada en exploración y producción”, quien confía en la gestión del presidente López Obrador.

Ahora bien, si la derecha exige no a la violencia, partamos de que con Calderón, firmó un acuerdo con el gobierno norteamericano, para que se aplique “Rápido y furioso”, que implicaba el libre ingreso de armas. Las consecuencias, miles de muertos y desaparecidos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró esta mañana que su administración no permitirá ningún operativo del gobierno de Estados Unidos similar al Rápido y Furioso, que consintió en 2009 el expresidente Felipe Calderón.

“Rápido y Furioso fue una violación flagrante a nuestra soberanía, porque se permitió que entraran armas [al Cártel de Sinaloa] para supuestamente seguir la ruta. Esas armas se perdieron y luego se demostró que se usaron para cometer crímenes y asesinatos”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa en Palacio Nacional.

“Esos acuerdos ya no se permiten”, detalló. “Lo que estamos planteando es que cuando menos del lado estadunidense haya control de salidas de armas y de dólares, cuando menos”.

El presidente López Obrador dijo que es necesario reforzar la cooperación bilateral en los temas de la droga, las armas y el numerario, porque se tienen más de 3 mil kilómetros de frontera. “Hay disposición de ambos gobiernos para avanzar” en ese sentido.

En ese punto, el secretario de la Defensa Nacional, general Luis Cresencio Sandoval, reiteró que entre 2009 y 2019 habrían ingresado a México 2 millones de armas de fuego de manera ilegal, además de 12 mil 573 que han sido robadas a las instituciones de seguridad de los tres niveles de gobierno.

También detalló que en ese periodo, de los 2 millones 12 mil 573 armas que circularon ilegalmente, 332 mil 689 fueron aseguradas o donadas en la campaña permanente de canje que promueve la Sedena. De ello se deriva que 1 millón 679 mil 884 aún se encuentran en circulación.

El general Sandoval dijo que las principales zonas de trasiego identificadas hasta ahora son por los cruces fronterizos de San Diego, El Paso, Laredo McAllen.

Sin embargo, indicó que no hay elementos para sospechar que haya grupos especializados en el trasiego de armas, sino que son las propias organizaciones criminales las que se abastecen con armamento ilegal.

Por lo consiguiente, la derecha está obligada a reconocer que son parte de esos actos de corrupción a nivel nacional.

rodrigo.ivan@yahoo.com.mx

Analista político y de prospectiva social


Semblanza

Rodrigo Rosales Escalona

Licenciado en Filosofía de la BUAP, director del CESTIS 57, catedrático de Bachillerato y en la Normal Superior de Puebla. Cuenta con publicaciones en revistas y medios locales y nacionales. Activista social.

Ver más +

Encuesta