Martes, 15 de Octubre de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Alud que se le viene encima

Lunes, Septiembre 16, 2019 - 14:35
 
 
   

Las preguntas que se haría el funcionario que despacha en la oficina de la calle Donceles

Cartas a Gracia

El audio transmitido no deja la menor duda Gracia; ante la declaratoria de quien dicta la política pública -incluida la que aplicaría al sector educativo-, mediante la que comunica su compromiso por asignar al margen de cualquier procedimiento previsto con anterioridad, una plaza a cada uno de los egresados de la normales, se escucha la voz tímida de un encargado del despacho educativo que solo alcanza a susurrar la limitación para aplicar la medida, circunscrita a las plazas vacantes que se inscribiesen en el sistema de transparencia previsto para ello. Las preguntas que se haría el funcionario que despacha en la oficina de la calle Donceles, sumadas a las que le formularán gobernadores, clase política y autoridades educativas locales, apremiarían que Esteban y sus subordinados busquen la cuadratura al círculo para que la aplicación de la instrucción deje satisfechos a todos.

La disposición sobre la asignación de las plazas de manera automática, si bien esclarece un procedimiento de ingreso al servicio público para los egresados de las escuelas normales, da lugar a muchas dudas que tendrían que ser resueltas por las autoridades educativas con miras al inicio del ciclo escolar 2020-2021. En primer instancia, Esteban pensaría en cómo explicar a las y los legisladores que conforman el bloque opositor lo mismo que a los académicos, “críticos conservadores” y a la opinión pública que el mandato de su superior jerárquico, no viola las disposiciones contenidas en los parágrafos sexto y séptimo del Artículo 3º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, cuya reforma aprobada y publicada hace poco más de 120 días naturales (el 15 de mayo del 2019) mandataría que “la admisión, promoción y reconocimiento del personal que ejerza la función docente, directiva o de supervisión, se realizará a través de procesos de selección a los que concurran los aspirantes en igualdad de condiciones”; disposiciones coincidentes en las tres versiones de la iniciativa de Ley del Sistema de Carrera de las Maestras y los Maestros (LSCMM) que circulan y que debería aprobarse cuando más el 12 del mes en curso y que se encuentra en suspenso.

Y aunque la iniciativa de ley (LSCMM) se encuentra sujetas a trámite legislativo y su contenido aún puede modificarse, en las últimas 5 líneas del párrafo octavo del Artículo 3º se establece como limitante una sentencia: “los nombramientos derivados de estos procesos solo se otorgarán en términos de dicha ley”; sentencia a la que Esteban y las y los legisladores de Morena deberán estar atentos ante la posibilidad, señalada por investigadores del que-hacer educativo, de ser controvertida por quienes se sintieran agraviados y/o perjudicada(o)s por la medida anunciada por el titular del ejecutivo.

Las preguntas que le harían no quedarían ahí. El tema financiero saltaría en cualquier momento y más de algún gobernador que cuestionaría a Esteban ¿con qué ojos divino tuerto? si una incorporación masiva requeriría recursos presupuestales no previstos en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio 2020 por aprobarse y dado el monto que se requeriría sería poco probable en lo sucesivo, y llamaría la atención por el no reconocimiento, externado por el encargado del despacho educativo, que le merecen 3 500 plazas creadas en Michoacán a instancias de “pactos de gobernabilidad”, suscritos entre administraciones locales y la CNTE  a instancias de la Secretaría de Gobernación, otorgadas a egresada(o)s de las escuelas normales mediante becas o contratos por tiempo determinado, por encima -en más de un 90%- de las plazas requeridas por vacancia o crecimiento natural de la matrícula, cuyo pago engrosa el creciente déficit financiero que agobia las finanzas del sector educativo en Michoacán y cuya regularización, forma parte de las demandas históricas enarboladas por la CNTE.

Otro de los cuestionamientos al que deberá contestar Esteban, puesto que de manera elegante eludiera responsabilidad al ser cuestionado sobre el monto del presupuesto, versaría sobre los criterios que se utilizarían para la asignación de las plazas a las y los egresados de las escuelas normales; cuestión que se zanjaría si el monto financiero asignado por la federación a las entidades fuese suficiente para incorporar al grueso de los más de 35 000 egresada(o)s (anuales) de las escuelas de referencia. Dado que la asignación instruida sería automática y en supuesto de cubrirse solo las plazas requeridas, valdría la pena preguntar -pues así lo harán las autoridades educativas locales- ¿A quién diantres se beneficiaría? ¿Al que cumpla con los parámetros propuestos en la iniciativa de LSCMM (diagnóstico integral de aptitudes y conocimientos, formación docente, promedio de la carrera, cursos extracurriculares, experiencia docente, movilidad académica como propone? o, ¿Al que cuente con un buen padrino -trátese de autoridades educativas, líderes sindicales-, o en su defecto, a quien muestre más méritos en campaña -entre los que destacarían asistencia a marchas, mítines o plantones?; de la misma manera ¿Con qué recursos se cubriría la erogación que se genere; si con recursos aportados por la federación o con recursos derivados de las participaciones o mediante ingresos propios?

Y como tú me haces notar, más de algún egresado de instituciones públicas y/o particulares como la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Pedagógica Nacional  y las que conforman el tinglado de las Instituciones de Educación Superior de carácter autónomo y las descentralizadas que imparten carreras afines como las de pedagogía -que no son estrictamente escuelas normales-, cuestionarán una medida que además de ser inequitativa viola sus derechos humanos y que les conduce al ostracismo al atentar -adicionalmente- en contra de lo dispuesto en al artículo 5º de la Constitución y de su ley reglamentaria. Cuestiones todas o por separado, que permiten preguntar: ¿Estará Esteban preparado para enfrentar el alud que se le viene encima y sorteará las negociaciones que le esperan o, seguirá la incertidumbre originada por las razones esgrimidas por el titular del ejecutivo?


Semblanza

Gustavo Santín Nieto

Oriundo de la ciudad de Toluca y poblano por elección, caracterizado por ser una persona solidaria, gran amigo, buen padre y siempre comprometido con la educación, cursa estudios y obtiene el título de Profesor de Educación Primaria en el Instituto Normal de Puebla en 1969. Estudios la preparatoria en la escuela “Benito Juárez García” de la Universidad Autónoma de Puebla, de licenciatura en Economía en la Facultad de Economía en la UNAM, Ciudad de México; y de maestría en Administración Pública en el ámbito Estatal y Municipal, en el Instituto Nacional de Administración Pública capítulo del estado de Puebla. Compartiendo su conocimiento para llegar a otras mentes, ha brindado su apoyo y asesoría a la Secretaría de Educación Pública del Estado de Tabasco, la Secretaría de Educación Pública del Estado de Michoacán y la Secretaría de Educación del Estado de Guerrero, por nombrar algunos. Fungió como miembro del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación SNTE así como del Colegio Nacional de Economistas. En el sector público, se ha desempeñado como profesor de educación primaria en la CDMX y catedrático del Instituto Normal del Estado de Puebla. Fue profesor durante 11 años de asignatura de la facultad de Economía de la UNAM, director de la Participación Social de la Secretaría de Educación Pública del Estado de Puebla, Director General de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, Secretario de Rectoría de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, Director del Plantel Puebla 1 del CONALEP, Director de Documentación y Estadística del Gobierno del Estado de Chiapas, Coordinador Académico de la Facultad de Economía de la UAEM. Así como colaborador, por más de 20 años, en la Columna Semanal   “Maestros” del periódico La Jornada, director general de la Revista Conceptos y del periódico mural Mexitli de la Secretaría de Educación Puebla. Escribió algunas columnas en el extinto  Periódico “El Nacional”. Sus colaboraciones se publican en los períodicos digitales E-consulta, Ángulo 7, Entorno político (Veracruz) e Impulso informativo. Desde 1992, emprende el Instituto Universitario Puebla como un proyecto de oferta educativa de calidad con ejes clave como lo son el humanismo y la sustentabilidad, confiado de que, es la educación misma, el eje motor para la consolidación de seres humanos plenos, responsables y capaces con la sociedad y el planeta. Se declara partidario y participativo de la Sociedad Civil organizada, como la única opción de cambio real y factible ante la crisis actual de los partidos políticos. Actualmente es el coordinador ejecutivo la Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Media Superior y Superior.

Ver más +

Encuesta