Miércoles, 21 de Agosto de 2019     |     Puebla.
Suscríbete


Opinión



Holdings de servicios turísticos, sus formas delictivas

Jueves, Agosto 8, 2019 - 23:30
 
 
   

En algunos países estas empresas están prohibidas por su carácter monopólico.

Holding, --por su traducción al español, significa ‘sociedad tenedora o sociedad matriz’--, es la organización o agrupación de empresas en la que una de ellas posee, --vía control o arrendamiento—todas, o la mayor parte de las acciones de otra empresa o sociedad, con el objetivo de ejercer el control total sobre ella de forma indirecta, creando una estructura paralela. En otras palabras, las empresas holding son sociedades comerciales propietarias o arrendatarias de las acciones de otras empresas con el fin de maximizar sus rentas a través de ganancias de capital, sin intervenir en la producción de bienes y servicios de las compañías en que participan en estructuras paralelas.

La creación de una sociedad holding presenta ventajas empresariales y fiscales: 1) Llegan a más sectores del mercado; 2) Ofrecen una mayor facilidad para integrarse para ejercer el control de todas las partes de la vida del producto o del servicio; 3) Eliminan inconvenientes fiscales y económicos de los grupos de empresas; 4) Permiten la expansión gracias a una propiedad fraccionada en diversas sociedades; 5) Diversifican la responsabilidad; 6) Permiten controlar una compañía sin necesidad de tener la totalidad de su capital. En algunos países estas empresas están prohibidas por su carácter monopólico.

El caso extremo y escandaloso de empresas holding es el de PEMEX en Holanda- país con laxa fiscalización-, que ha permitido a PEMEX, propiedad del Estado mexicano, mantener fuera de su estructura oficial a 60 empresas privadas offshore o fantasmas de las que 27 no existen ante el Congreso de la Unión y la autoridad mexicana, y las 32 restantes no están obligadas a rendir cuentas ni transparentar operaciones en México (sí en EEUU), y han evitado la fiscalización de negocios por más de 68 mil millones de dólares anuales, desde 2016.

La industria turística en buena parte del mundo, está cobijada con el carácter holding de sus servicios. Es común que al viajar, dentro o fuera del país, las empresas turísticas oferten todos los servicios (hotel, avión, traslados, paseos, renta de autos, etc.) en paquetes o “tiempos compartidos” que pueden representar una ventaja para los turistas por un supuesto bajo costo. Pero tienen sus grandes riesgos.   

En el sector turístico de México, y Puebla en particular, manejado por empresas holding, guardando las proporciones, ¿podría pasar algo parecido a lo de  PEMEX: empresas fantasmas, evasoras fiscales, sin rendición de cuentas ante autoridad alguna, con nula ética comercial y un código de conducta de agentes de venta que raya en lo delictivo, -tipificado como fraude-, quienes están capacitados de manera explícita para manipular, engañar y envolver a los probables clientes, para hacerlos firmar contratos leoninos que diluyen toda responsabilidad eventual contractual. Si los fines lícitos del holding o sociedad controladora, en este caso la turística, se salen de control, afectan directamente a los consumidores. ¿Acaso no este sector turístico nacional, y poblano, también pudiera ocultar operaciones irregulares o abiertamente delictivas? ¿Acaso está llegando el momento de revisar las acciones de estas empresas holding turísticas que pudieran estar cometiendo delitos y nadie ha puesto atención? 

alefonse@hotmail.com


Semblanza

Alejandra Fonseca

Ver más +

La Corte de los Milagros

De pugnas y purgas en la SEP Puebla

Encuesta