Bloqueos de carreteras y sus daños colaterales

Lunes, Julio 4, 2016 - 13:05

.

“El derecho a tener derechos o el derecho de cada individuo a pertenecer a la humanidad debería ser garantizado por la misma humanidad” Hannah Arendt.

Cuando se pretende que un sector de la sociedad reclame sus derechos pisoteando los derechos de sus coterráneos es una lucha perdida desde un inicio. El cierre de carreteras no sólo afecta a un sector de la población, repercute en la economía y movilización de un país entero, de esta manera empresarios, transportistas, profesionistas, vendedores y jefes de familia pierden la estabilidad de su poder adquisitivo.

Sería excelente que las personas que cierran caminos pensaran en los derechos de todas esas personas antes de intentar presionar al gobierno para obtener beneficios para sus respectivas causas, los derechos de las personas terminan en donde empiezan los derechos de los demás.

Promovemos el respeto, la igualdad, el hacer valer la voz de todos, la diferencia radica en que un grupo toma la iniciativa de inmovilizar a un estado mientras que los grupos afectados esperan pacientemente el tiempo que ellos decidan para dejar de pagar, literal pagar, los daños colaterales que provocan con esta situación.

El vicepresidente regional de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), Enrique González, señala que este ramo enfrenta una pérdida de 2,500 pesos por día debido a los camiones de transporte detenidos por los bloqueos. Se contempla el salario del operador, pago de seguros de carga y la depreciación de la unidad, teniendo que cubrir la demanda de clientes que se encuentran en otros estados aun cuando tengan unidades de transportes detenidas en las carreteras bloqueadas.

El transporte de autobuses de pasajeros también se ven afectados con más de 100 corridas al día entre todos los destinos ADO, Cristóbal Colón, AU, representando pérdidas cuantiosas para las empresas y retraso a los pasajeros quienes viajan por trabajo y en muchas ocasiones llevan lo exacto para transportarse quedando varados en las terminales de camiones.

Las casas de empeños mantienen una constante demanda ya que la población necesita flujo de efectivo para subsistir sin embargo ante la inseguridad que causan este tipo de movilizaciones los dueños de estas casas de empeño manejan poco flujo de efectivo y tasas muy por debajo en los préstamos, nuevamente un daño colateral a la población que no está inmersa en las movilizaciones.

Sectores de la sociedad que se ven afectados directamente sin obtener ningún beneficio ante estas movilizaciones, sectores de la sociedad obligados a aguantar y a pagar por los daños en su patrimonio y en su estabilidad económica

Grupos vulnerables nuevos, sin voz, sin beneficios, son los nuevos grupos de empresarios en futura quiebra por no poder sostener sus negocios a flote durante el tiempo que decidan los demás por ellos y junto con estos todos los jefes de familia que perderán sus empleos al sucumbir las empresas.

Movamos conciencias, seamos justos, pidamos y demos justicia para todos, no etiquetemos como “daños colaterales” a sectores de la población que no obtiene beneficios.

Los derechos son para todos no solo para los que deciden cerrar carreteras.


Encuesta