Deportes

Puebla despide la fase regular con derrota en el Cuauhtémoc

Puebla despide la fase regular con derrota en el Cuauhtémoc
Por Edwin G | Viernes, Abril 22, 2022 |
Foto / Agencia Enfoque
La Franja llegó con esta a dos derrotas consecutivas, ambas por la mínima diferencia

Sumar o sumar, pero ya ni eso…

Jornada 16, el último compromiso en casa de la fase regular en la Liga MX y también la última oportunidad de amarrar el boleto a Liguilla directa antes de dejar su destino a la suerte, pues un boleto a Liguilla directa ya no está seguro.

Puebla cayó por 0-1 ante Necaxa y con ello complicó las aspiraciones de pelear por mantenerse entre los primeros cuatro lugares de la tabla general, los únicos sitios de honor que otorgan un pase directo a la fiesta grande.

Quizás hubo menos afición que la de costumbre en este Clausura 2022, pero no por eso decayó el ánimo en el Estadio Cuauhtémoc o los gritos desde la grada, sobre todo en la Rampa Sur. En cancha, Necaxa se aproximó primero y al minuto 3 ya habían conseguido detener un balón para intentar una jugada desde el cobro de tiro libre, aunque la oportunidad se fue por un costado.

Puebla tropezó con el líder; cae por 1-0 ante Pachuca
Más del tema...
Puebla tropezó con el líder; cae por 1-0 ante Pachuca

Antes de llegar a los 20 minutos de juego Puebla tuvo la oportunidad de adelantarse en dos tiros de esquina que no alcanzaron a prosperar. El segundo cobro desde la banderilla terminó en pies de Gustavo Ferrareis, quien remató con potencia y mandó el disparo apenas arriba del travesaño.

El juego se tornó tibio, sobre todo del lado de Puebla que tenía en su banca a un Nicolás Larcamón intenso, afanoso por mandar indicaciones desesperadamente y tratar de mejorar el accionar de su conjunto con señas, pero las aproximaciones fueron contadas.

La mala suerte volvió a acosar al equipo poblano. Federico Mancuello detuvo el avance de un delantero hidrocálido y provocó un tiro directo, además de que el argentino se tiró sobre el césped para pedir la asistencia médica. Y no bromeaba, pues tras la valoración y atención dentro del campo, él mismo pidió su cambio en el terreno de juego.

La situación, desde luego, generó preocupación en la banca camotera debido a que las lesiones han sido una constante en estos últimos duelos, pero también provocó todo un cambio en la estrategia trazada por el técnico Nicolás Larcamón. La camilla se hizo cargo de Mancuello, mientras que Alberto Herrera tomó su lugar en el campo.

Entrados más en calor, una jugada poblana armada desde la media cancha generó un pase a profundidad, así como un brinco descarado del defensor necaxista con la mano hacia arriba, acción que el estadio entero no dudó en gritar para reclamar una pena máxima: concedido. No le quedó de otra al silbante más que marcar la jugada, aunque un minuto más tarde el VAR dijo que no, “juegue”.

A sufrir (más)

Ya en la segunda mitad la propuesta fue más ofensiva. Al 48’, Emmanuel Gularte se inventó un desborde por banda derecha y consiguió un pase preciso hasta el área que Fernando Aristeguieta mandó por un lado. La Franja ya avisaba el peligro y otra vez Aristeguieta probó de lejos tras un robo de balón en medio campo, aunque nuevamente el costado llamó al esférico.

En menos de un minuto Puebla fabricó dos de peligro; primero, Jordi Cortizo se robó la banda derecha y conectó en el centro con los pies de Herrera, Aristeguieta, etc., etc., pero nadie pudo rematar acertadamente. Nuevamente en el área, el “Vikingo” dio media vuelta y sacó otro disparo, aunque este salió bombeado y exactamente a las manos del arquero.

Con 54 minutos en el reloj, una desatención camotera resultó cara. Tras un balón parado, Necaxa llegó al área en busca de hacer daño y así lo firmó, pues en un balón dividido Antony Silva hizo el esfuerzo para quedarse con él, sin tener éxito. Al remate llegó Milton Giménez para anotar el 0-1, alebrestando solo a quienes se encontraban detrás del arco Norte, una saltarina fanaticada de Necaxa que se dio cita en el estadio

Pero hay que decirlo, hoy por hoy a Puebla se le ve perdido por momento, como si estuviera desesperado por llegar de una buena vez a Liguilla y confiados en que, estando ahí, volverá a florecer su buen futbol con el que enamoraron a su propia afición y a la aleja al inicio de torneo.

Al minuto 68 una cabeza necaxista salvó al equipo visitante de un posible empate tras un ataque poblano, seguido de un tiro de esquina en el que nadie hizo por la bola.

Pero Luis Malagón se vistió de héroe un minuto después tras otro desborde por izquierda. Una pierna camotera mandó un disparo fuerte que el arquero mexicano contuvo bien. Tercera llegada por ese costado y el gol no caía, o más bien no quería caer a pesar de los remates insistentes de la franja.

Otro dramático bajón se reflejó en la entrada con apenas 16 mil 320 asistentes, cuando el equipo se había acostumbrado a ver más de 19 mil rostros por partido.

Finalmente, y como ha venido siendo en los últimos partidos, una desatención terminó por costar puntos valiosos. Basta un pestañeo para que Puebla pierda la pelota y, en este caso, el partido.

Todavía al 90 la Franja se acercó con un tiro libre de Diego de Buen que puso de pie a todos. El ahora central acomodó el esférico en un costado, pero la figura fue nuevamente Malagón al contener el tiro y matar toda esperanza.

Puebla se queda con sus 26 unidades en el tercer lugar, mientras que los dirigidos por Jaime Lozano llegan a 23 aciertos y escalan al puesto número 7. No obstante, los “Larcaboys” podrían caer hasta la posición número 6 durante esta jornada en caso de que se combinen victorias de Cruz Azul, Monterrey y Atlas.

El próximo compromiso de los blanquiazules será el viernes 29 de mayo ante Mazatlán. El último ensayo antes de entrar a la fase de a de veras y también la última oportunidad de sumar o sumar.

También puedes leer contenido acerca de...