La nueva Ley de Transporte que esta mañana se aprobó por unanimidad en el Congreso de Puebla, obligará a las plataformas de transporte ejecutivo como Uber y Didi a absorber las cuotas de 1.5 por ciento por cada viaje que deben pagar al gobierno estatal, en lugar de cargarlas a clientes como actualmente ocurre, por lo cual protestaron asociaciones y transportistas inconformes con esta y otras medidas, pero ya era tarde.

La Asociación de Internet MX denunció este día que la nueva ley enviada hace dos semanas por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta atenta directamente contra la economía de quienes laboran en las plataformas, además de que advirtió indicios de ilegalidad en la ley.

En un comunicado enfatizó que el gobierno estatal carece de facultades para intervenir en las tarifas de las plataformas, ya que esto vulnera la libre competencia y hasta pone en riesgo las inversiones en el estado.

"Podría generar un impacto en las inversiones de empresas nacionales o transnacionales en Puebla, esto al enviar un mensaje de las atribuciones de las autoridades en la fijación de precios de los servicios ofertados por la iniciativa privada, aun cuando ningún motivo justifique la intervención económica", sentenció la asociación.

La fracción IV del artículo 120 de la ley es la que obliga a las empresas de transporte ejecutivo a asumir las cuotas del 1.5 por ciento por cada viaje sin que se refleje en la tarifa final para los usuarios.

"Realizar la aportación del 1.5% sobre la tarifa efectivamente cobrada por cada uno de los viajes iniciados en el Estado por los conductores de vehículos registrados en las plataformas de Empresas de Redes de Transporte autorizadas ante la Secretaría, recurso que será etiquetado como fondo económico y que será destinado a los fines o programas públicos que se determinen en el presupuesto de egresos. Bajo ninguna circunstancia o interpretación se podrá repercutir esta aportación a la tarifa cobrada al usuario;" establece la ley.

La asociación también reprochó el registro de datos personales de conductores que exige el gobierno estatal de manera mensual, aunque es una disposición ya existía en la ley anterior en la nueva únicamente se replica.

Por ello solicitaron diálogo con Barbosa Huerta para buscar “soluciones” a favor de la movilidad y la recuperación económica, aunque la ley ya había sido aprobada.

Transportistas también protestas

Desde temprano elementos de Policía Estatal blindaron el Congreso del Estado debido a que antes de la votación de la ley, transportistas de rutas urbanas se manifestaron asegurando que las modificaciones son una competencia desleal contra la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

Señalaron que las nuevas disposiciones en materia de operatividad y de las condiciones de transporte les impide invertir más en los vehículos y, aunque aumentaron la tarifa de los viajes a 8.50 pesos, es insuficiente.

Por ello advirtieron que presentarán amparos contra la ley, pues denunciaron que el gobierno no ha dado a los concesionarios facilidades económicas para lo que se exige, por lo que también llamaron a sostener diálogo con autoridades.

Regulación de Mototaxis

La iniciativa fue discutida dos semanas por las comisiones unidad de Movilidad y Transporte, así como Gobernación y Puntos Constitucionales, y con ella también se permitirá la regularización del servicio de mototaxis en Puebla.

La iniciativa establece que los ayuntamientos deberán hacer un estudio de infraestructura para determinar las zonas en donde podrían transitar estos vehículos.

El presidente de la Junta de Gobernación y Coordinación Política del Congreso, Sergio Salomón Céspedes Peregrina reconoció que la clandestinidad de este transporte pone en riesgo a los usuarios, por lo que es necesario una reglamentación

"No es legalización es una regularización de algo que sucede y no podemos cerrar los ojos, y que pone en riesgo a los usuarios", declaró.

Aseguró que no es una regla que deberán seguir todos los municipios, solo los lugares en donde se soliciten concesiones y se tengan las condiciones geográficas para establecer rutas, como en el caso de Puebla capital.

"Los municipios tienen que hacer un análisis en el entorno, geografía y los tipos de transporte que hay privilegiando la seguridad y revisar la competencia", aseguró.