El equipo que dirige Sergi Bruguera se las ve negras en su estreno dentro de la Copa Davis, pues a la ya sabida baja del tenista Rafael Nadal se le tuvo que unir el lunes la de última hora de Roberto Bautista; sin embargo, ahora también tendrán que lidiar con la otra baja de ayer, pues Carlos Alcaraz dio positivo por coronavirus y tendrá que ausentarse de la competición.

La Federación Española de Tenis fue la encargada de anunciar que se había producido un contagio entre la delegación, aunque no especificaron en un primer momento si se trataba de un tenista o alguna persona del equipo técnico:

“Tras recibir el resultado de los test que realiza la organización, se ha activado el plan de respuesta sanitaria en coordinación con el jefe médico independiente de la competición. El miembro que ha resultado positivo permanecerá aislado bajo la supervisión del jefe de los servicios médicos de la RFET”, indicaron.

Minutos más tarde, el propio jugador fue quien reveló ser el positivo: “Hola a todos, quería comunicar que hoy he dado positivo en covid-19, lo cual me impedirá jugar la Copa Davis que tanta ilusión me hacía. El sábado que nos concentramos por primera vez con el equipo me hice una PCR que dio negativa y cada dos días, test de antígenos, y todos dieron negativo”, fueron las palabras del tenista de 18 años de edad.

El de Murcia hizo lo necesario para entrar en el equipo de la Davis debido al año magnífico que esperaba coronar en el Madrid Arena. A su corta edad ya fue campeón de la Copa de Maestros de la nueva generación hace apenas unos días. El propio capitán del equipo, Sergi Bruguera, admitió para el portal español, ABC, que se trata de una baja importante, ya que el chico trae «un hambre de competir brutal», y que había subido un escalafón en esta edición del torneo por equipos para debutar por todo lo alto este viernes ante Ecuador.

Debido a la también repentina baja de Roberto Bautista, Pablo Carreño se convertía en número 1 del equipo y Alcaraz, gracias a su curso con paso increíble, en el número 2; 32 del ranking tras un salto desde el 141 a principio de curso.

Penosamente, las esperanzas de Alcaraz por defender la camiseta española por primera vez en la Davis absoluta (ya que fue campeón júnior en 2018) se quedan difuminadas por este positivo por coronavirus.

“Estoy triste por la manera que me he perdido un torneo tan especial y tan importante para mí como la Copa Davis. Me hacía mucha ilusión poder jugar y representar a mi país aquí en Madrid delante de mi gente, pero a veces las cosas no suceden como uno quiere y hay que sobreponerse. Es un palo muy duro, pero habrá que levantarse de esta situación y hacerlo reforzado”, dijo el jugador, quien aseguraba sus síntomas todavía eran leves. “Muchísimo ánimo a todo el equipo. Estaré animando y viendo por televisión. Gracias a todos por vuestro apoyo”, finalizaba Alcaraz, triste despedida para su mejor curso hasta el momento.

 

Nadal, al rescate (emocional)

Además de su equipo cercano, uno de los primeros que intentó reanimar a Alcaraz y el equipo fue Rafael Nadal:

“Mucho ánimo a todo el equipo español tras la noticia que hemos recibido hoy. Cuando ocurre algo así la competición pasa a un segundo plano. Lo más importante es la salud y ojalá no haya más casos. ¡Un abrazo a todos!», expuso el balear, una de las primeras bajas que ya presentaba España para esta edición de la Copa Davis. Ayer se unía Alcaraz, que tendrá que esperar para defender la camiseta nacional”.

Los demás resultados del grupo a los test fueron todos negativos; las pruebas fueron obligatorias debido a que Carlos estuvo entrenándose con Carreño, Feliciano López y Marcel Granollers, así como también formó parte de la rueda de prensa a la que acudieron sin mascarilla.

Con información de ABC.

Foto: Twitter