Ya se han sumado 300 estudiantes a la demanda de un depositario o depositaria judicial, que tenga la función de reabrir la UDLAP para el regreso a clases presenciales mientras se resuelve el conflicto entre los dos patronatos que disputan el control de la institución.

El 11 de noviembre padres de familia y estudiantes de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) presentaron la demanda colectiva ante el juzgado Tercero de Distrito de Amparo Civil.

Ricardo Nevarez, uno de los padres que impulsa la demanda, dijo en entrevista que esperan que al menos se sumen otros 600 estudiantes en las próximas semanas.

Detalló que fue aceptada en el juzgado, pero será turnado a otro, ya que el que la admitió es parte del conflicto original entre patronatos, por lo que se determinó enviarlo a otro juez.

Consideró que en unos días se haría el cambio y habrá posibilidades de que a la universidad le asignen un depositario judicial, el cual no estaría del lado de ninguna de las partes en conflicto, sino que únicamente tendría la función de permitir el uso de las instalaciones para el regreso presencial a clases.

Declaró que no han hablado sobre esta petición con ninguno de los dos patronatos que pugnan por la casa de estudios, pero esperan que no haya objeción, pues un depositario judicial dejaría el cargo en cuanto haya una sentencia firme sobre el conflicto legal.

Calculó que con esta demanda colectiva las y los estudiantes podrían regresar al campus en un periodo no mayor a dos meses, con el acompañamiento del depositario judicial.