Legisladores de Puebla se desentendieron de la crisis en Tecamachalco tras el asesinato de tres ministeriales, pues a pesar de que el alcalde morenista Ignacio Mier Bañuelos abandonó el municipio y se fue a la Ciudad de México, argumentaron que el asunto solo compete a la Fiscalía General del Estado (FGE) y el Congreso debe mantenerse al margen.

Esto al señalar que no tienen atribuciones para investigar o intervenir en las diligencias, pero evitaron -incluso la oposición- exigir la presencia del presidente municipal y solo urgieron a la coordinación entre autoridades.

Mónica Rodriguez Della Vecchia (PAN), integrante de la Comisión de Seguridad, consideró que la estrategia de seguridad no solo recae en el presidente municipal, también en el gobierno del estado por lo que atribuyó la muerte a la falta de estrategia del gobierno en turno que encabeza Miguel Barbosa Huerta.

"Es lamentable que son resultados de los gobiernos de Morena, tanto el gobierno estatal como el municipal y lo que queremos los ciudadanos es vivir con la seguridad de libre tránsito sin que estemos preocupados de que sucedan estos hechos tan terribles" expresó en entrevista.

La panista criticó que el gobierno estatal y el presidente de Tecamachalco, Mier Bañuelos "se echan la bolita" para resolver la crisis de seguridad en la localidad debido al historial de bandas delictivas que han afectado la zona, por ello exige que se coordinen para llegar hasta las últimas consecuencias.

"Es un hecho que en el estado tenemos grupos delincuenciales y eso mantiene en tensión a los cuerpos policiacos, me parece terrible que "se echen la bolita" cuando hablamos de la seguridad de los poblanos para eso yo esperaría que se coordinen las tres autoridades y sacar adelante las cosas y para que no se repita", consideró.

Por su parte, el diputado de Morena, Eduardo Castillo López, presidente de la Comisión de Procuración de Justicia, evitó señalar la omisión del presidente municipal al huir del municipio, pues consideró que al Congreso de Puebla no le corresponde juzgar las acciones de Mier Bañuelos.

"Es un tema que queda en manos de la FGE y que lamentamos pero no le corresponde al Congreso del Estado juzgar, la investigación y la certeza jurídica recae en ellos", declaró.

Explicó que el Congreso de Puebla se mantendrán al margen y es un tema en el que podrían trabajar si les hacen llegar solicitudes, por lo que descartó presentar una iniciativa o recurso para analizar a fondo.

"Nosotros nos mantenemos al margen de la legalidad, es un tema que en algún momento se retomará cuando nos hagan llegar solicitudes, todo depende de la Fiscalía".

Finalmente pidió no aprovechar el dolor de las familias como un "botín político" y enfocarse en los trabajos correspondientes.

Esta mañana, el gobierno de Puebla confirmó que el alcalde de Tecamachalco, Ignacio Mier Bañuelos, se fue de su municipio a la Ciudad de México, tras la balacera del viernes donde sus policías municipales asesinaron a tres agentes ministeriales.

Luego de esto se ordenó la detención del titular de Seguridad Pública del municipio, Alejandro Santizo Méndez, su escolta y 12 policías.