En la primera quincena de noviembre de 2021, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un crecimiento de 0.69 por ciento respecto a la quincena inmediata anterior. Con ello la inflación anual se ubicó en 7.05 por ciento, el máximo en 20 años.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que en el mismo periodo de 2020 las variaciones fueron de 0.04 por ciento quincenal y 3.43 por ciento anual. La cifra más elevada registrada anteriormente fue en abril de 2001, cuando alcanzó 7.08 por ciento.

El índice de precios subyacente incrementó 0.15 por ciento quincenal y 5.53 por ciento anual; mientras que el índice de precios no subyacente ascendió 2.29 por ciento quincenal y 11.68 por ciento anual.

En tanto, la inflación subyacente interanual creció a una tasa del 5.5 por ciento, su mayor nivel desde abril de 2009 y superior al 5.4 por ciento esperado por el mercado.

El aumento de la inflación fue impulsado por incrementos de precios de algunos productos agropecuarios y las tarifas de electricidad.

Este aumento refuerza las expectativas de que el Banco de México (Banxicosubiría por quinta ocasión consecutiva su tasa de interés referencial el próximo mes.

El Banco de México (Banxico) elevó este mes, por cuarta vez consecutiva, en 25 puntos base (pb) su tasa de interés referencial para llevarla a 5 por ciento, subiendo sus expectativas para la inflación al cierre de este año.

El próximo anuncio de política monetaria de Banxico está programado para el 16 de diciembre, el cual será el último de un total de ocho en el año.

Nikhil Sanghani, economista de mercados emergentes de Capital Economics, señaló que estos datos de inflación presionarán a Banxico para actuar de manera más agresiva buscando sofocar la inflación.