Este miércoles, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) lanzó al espacio la primera nave que tiene como propósito desviar un asteroide cercano al planeta Tierra.

El nombre de la misión DART o Prueba de Redireccionamiento de Doble Asteroide en su traducción al español envió el cohete SpaceX Falcon 9 al espacio este miércoles 24 de noviembre a las 1:21 de la madrugada.

De esta forma, DART pasará 10 meses viajando con dirección a la luna Dimorphos, por lo que, a finales del 2022 espera estrellarse con este satélite a una velocidad de 24 mil 140 kilómetros por hora, ello con el propósito de alterar su órbita alrededor del asteroide Didymos.

“A fines del próximo año, la nave del tamaño de una máquina expendedora se estrellará contra Dimorphos a más de 15,000 millas por hora (24,000 kph), alterando muy levemente su órbita alrededor del asteroide Didymos”, señaló la agencia.

La NASA explicó que ninguno de estos cuerpos celestes representa un peligro para la Tierra, por lo que el éxito o fracaso de esta misión solo es con la intención de generar nuevo conocimiento científico.

“Dimorphos no representa una amenaza para la Tierra, ni antes ni después del impacto de DART, pero los datos que recopilamos de la colisión de DART nos ayudarán a diseñar naves espaciales para desviar cualquier asteroide futuro u objeto cercano a la Tierra que alguna vez amenace nuestro planeta de origen”, añadió la NASA.