Solo tres de los estados del país podrían pagar su nómina con recursos tributarios propios pues la mayoría depende de las transferencias federales, reveló Emilio Barriga, Auditor Especial del Gasto Federalizado de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Durante su participación en las mesas del Parlamento Abierto para el Presupuesto 2022, el funcionario dijo que hay estados como Guerrero que dependen casi al 100 por ciento de los fondos que les envía la Federación.

 “Solamente la Ciudad de México, Quintana Roo y Querétaro serían capaces de financiar su nómina o su capítulo de gasto de servicios personales utilizando sus ingresos tributarios. Por el contrario, existen nueve entidades federativas que son el extremo y cuyos gastos en servicios personales superan más de siete veces lo que recaudan ingresos tributarios”, detalló.

Esta presión sobre las finanzas públicas locales provoca que las entidades desvíen recursos destinados a otros fines para cubrir los pagos a su burocracia.

Por su parte, Mariela Gutiérrez, presidenta municipal de Tecámac, Estado de México y representante de la Asociación de Autoridades Locales de México A.C., dijo que es necesario que las entidades federativas paguen el predial de los inmuebles que utilizan para que los municipios puedan incrementar sus ingresos.

“Pedimos una iniciativa que consideramos acorde con la visión que ha impuesto el presidente Andrés Manuel López Obrador al tema fiscal y tiene que ver con que no haya dependencias ni entes particulares que evadan el pago de impuestos y de derechos”, demandó en el foro, según una información del periódico Reforma.