El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la venta de niñas en regiones de Guerrero no es un problema general para el estado, sino que se trata de una excepción generada por “tradiciones” de pueblos indígenas.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario señaló que la trata o la prostitución infantil, no es la generalidad en el estado, sino que sucede en las comunidades de las montañas de Guerrero, afirmando que puede ser la excepción, pero no la regla pues hay muchos valores en los pueblos indígenas.

Asimismo, justificó porque el tema no estuvo en su agenda durante su gira de trabajo en Guerrero el fin de semana pasado, señalando que está atendiendo lo general, buscando fortalecer lo comunitario, que se reconozca la importancia de los pueblos indígenas, pues con la Cuarta Transformación se sienten empoderados al sentir tan cerca un gobierno.

La venta de niñas fue uno de los asuntos que la gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, aseguró que combatiría desde el inicio de su administración, adelantando que realizará una campaña de sensibilización en la zona de La Montaña para dejar atrás la venta de menores de edad basada en usos y costumbres.

Con información de El Financiero