De acuerdo con medios locales, un supuesto ataque cibernético provocó que las gasolineras en Irán quedaran paralizadas, luego de que se inhabilitaran las tarjetas de los usuarios que les dan acceso al combustible.

El corte del suministro en gasolineras de Teherán y otras ciudades iraníes se produjo a media mañana, alargándose por varias horas, provocando largas colas en las estaciones de servicio.

El Consejo Supremo de Seguridad Nacional del país señaló que la paralización de las estaciones fue debido a un “ataque cibernético”, aunque no ofreció más detalles al respecto.

Por su parte, el Ministerio de Petróleo, informó que la falla fue debido a un problema técnico en el sistema de tarjetas inteligentes de combustible, el cual había sido interrumpido en todo el país. En Irán los conductores tienen una tarjeta para tener acceso a gasolina subvencionada en las gasolineras.

De acuerdo con la Compañía Nacional de Distribución de Productos Petroleros de Irán, tras varias horas sin servicio, las estaciones comenzaron a recuperarse luego de que se enviaran técnicos a las gasolineras para desactivar el sistema de tarjetas inteligentes.

Fateme Kahí, vocera de la compañía, señaló que el 40 por ciento de las estaciones de servicio de todo el país han reanudado el servicio. Por su parte, Mohsen Mansurí, gobernador de la provincia Teherán, indicó que en la capital se podía pagar en metálico el combustible.

El gobierno de Teherán ha reconocido que los ciberataques vinculados a gobiernos hostiles son comunes en su territorio en los últimos años sin dar detalles por "razones de seguridad".

Con información de Milenio.