En Nuevo León una joven fue sorprendida en su cumpleaños con una enorme bolsa llena de chetos, que pesa lo mismo que ella.

Las fotos de la joven, que vive en el municipio de Juárez, se compartieron en redes sociales y a ella se le ve feliz.

Para poder trasladar la bolsa se requirió de dos personas. El obsequio tenía un moño y un sobre de salsa.

Según las publicaciones, la joven ahora es “la envidia de Juárez”, luego de que sus amigos le dieran el peculiar regalo de cumpleaños.

Las fotos llamaron la atención y tuvieron diversas reacciones, algunos fueron irónicos al mencionar que a la chica le daría gastritis.

“Dios tiene sus favoritos”, es uno de los comentarios. “Solo faltaron los duritos y los bollos”, señala otra reacción.