Luego de la aprobación en lo general de la Miscelánea Fiscal 2022, la cual contempla reformas a las leyes del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el nuevo Régimen Simplificado de Confianza, todos los pequeños negocios deberán tributar a partir del 2022.

A partir del próximo año estéticas, taquerías, talleres mecánicos, papelerías y tienditas deberán revisar su situación fiscal para evitar problemas con el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El Régimen Simplificado de Confianza (Resico) se creó con la intención de regularizar a las pequeñas empresas, el comercio informal y combatir la evasión fiscal en el país.

Con este nuevo régimen se espera la incorporación de unos nuevos 10 millones de contribuyentes, que tengan ingresos que no superen los 3.5 millones de pesos anuales como ganancias, así como simplificar el ISR a través de la facturación electrónica.

De esta forma, los contribuyentes de menores ingresos podrán tener sus impuestos calculados de manera automática, ya que las declaraciones estarán programadas una vez que se ingrese a la página del SAT.

Como incentivo para el pago de impuestos, el Resico cobrará tasas de ISR de entre 1 por ciento (para negocios con ingresos menores a los 300 mil pesos anuales) y 2.5 por ciento (para aquellos con ganancias de hasta 3.5 millones anuales).

Aunque la Miscelánea ya fue aprobada en lo general, aún está pendiente la aprobación en lo particular de algunos apartados, aunque se prevé que no habrá cambios de fondo.

Una vez avalada por senadores y diputados, la miscelánea fiscal será promulgada y entrará en vigor el 1 de enero de 2022.

 

Con información de La Silla Rota