El excomandante de la Policía FederalIván Reyes Arzate, quien fuera el principal enlace entre la DEA y la policía mexicana, se declaró culpable en una corte de Nueva York de conspirar para distribuir cocaína.

“Siendo integrante del servicio público mexicano y a cambio de un pago estuve de acuerdo en darle a una organización de narcotráfico datos que facilitarían la distribución de cocaína, estando consciente de que eso era un delito”, declaró  el ex mando ante el juez federal Brian Cogan.

Cogan preside el caso de Genaro García Luna y presidió el de Joaquín  “El Chapo”  Guzmán, quien ya fue sentenciado a cadena perpetua.

Reyes Zárate, que fue cabeza de la Unidad de Investigaciones Especiales de la Policía Federal, está acusado por Estados Unidos de entregar información de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) a cárteles mexicanos

Según un comunicado del gobierno estadounidense emitido ayer, en noviembre de 2016, cuando participaba en una investigación de El Seguimiento 39 junto con las autoridades estadounidenses, el exjefe policial se reunió con líderes de ese cártel y les dio información sobre la pesquisa a cambio de 290 mil dólares.

“Reyes Arzate cerró los ojos con los traficantes de droga, haciendo que pudieran operar con impunidad, cuando era jefe de la Policía Federal de México”, dijo en el juicio el agente de la DEA, Ray Donovan, según un comunicado del tribunal.

“Al aceptar miles de dólares de sobornos a cambio de información sobre las investigaciones al cártel El Seguimiento 39, Reyes Arzate forjó una alianza lamentable con los traficantes de droga, y traicionó, no sólo al pueblo de México, al que juró proteger, sino que puso en peligro a sus colegas”, declaró, por su parte, el fiscal Breon Peace.

La declaración significa que Reyes Arzate colabora o colaborará con los fiscales y eso podría representar problemas para Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública preso en Nueva York tras ser acusado de narcotráfico y en espera de ir a juicio.

Los fiscales del distrito sur de Nueva York han dicho que algunas pruebas en el caso de García Luna son las mismas que en el caso de Reyes Arzate, y también fueron mostradas en el juicio a Joaquín “Chapo’” Guzmán, exlíder del Cártel de Sinaloa.

Además, el juez federal Brian Cogan, que recibió la declaración del ex jefe de la policía mexicana,  también preside el caso de García Luna y presidió el de Joaquín  “El Chapo”  Guzmán, quien ya fue sentenciado a cadena perpetua, según una información del periódico Reforma.