Desde el pasado 12 de septiembre (fecha de su último partido oficial) no hemos tenido rastro de Novak Djokovic dentro de las pistas de tenis, cuando cayó en la final del US Open en Nueva York. A partir de ahí, el consagrado deportista serbio no ha disputado encuentros y, además, tampoco ha tocado su raqueta.

Hace apenas unos días informábamos acerca del posible regreso del tenista para finales de este año, donde vería participación en dos eventos donde, sin duda, una victoria podría ser findamental: el Masters 1000 de París y las Finales ATP de Turín. Sin embargo, una vez que se reanude la temporada en 2022 tenemos más dudas que respuestas sobre sus intenciones de participar en el Abierto de Australia, debido a unas polémicas declaraciones que ha hecho sobre la vacunación.

El primer Grand Slam del año es precisamente en Australia, pero -de acuerdo con las normativas gubernamentales- los tenistas que no estén vacunados podrían quedarse sin la visa para ingresar al país. Esto significa una afectación hacia el Australian Open, sobre todo porque Novak Djokovic ha insistido en no recibir la dosis contra el covid-19.

 

Cero tolerancia

El jefe del gobierno del estado de Victoria, Dan Andrews, dijo que no espera excepciones ante las estrictas reglas australianas contra el covid-19, por lo que las y los jugadores podrán disputar el Grand Slam de enero solo si poseen las vacunas.

«Al virus no le importa cuál es tu ranking en el tenis mundial o cuántos Grand Slam has ganado», agregó Andrews en una declaración que causó polémica entre los tenistas.

Djokovic, actual número uno del mundo de acuerdo con el Ranking ATP, ha expresado públicamente su oposición a las vacunas y se ha negado a decir si está vacunado contra el coronavirus. Ha ganado tres Abiertos de Australia consecutivos y buscaría un nuevo triunfo en Melbourne, capital de Victoria. En una entrevista con un diario serbio, Djokovic expresó lo siguiente:

«Todavía no sé si iré a Melbourne. No revelaré mi estado si he sido vacunado o no, es un asunto privado y una consulta inapropiada. La gente va demasiado lejos en estos días al tomarse la libertad de hacer preguntas y juzgar a una persona”.

Ante estas declaraciones, "Nole" ha sido comparado con su colega Rafael Nadal, quien ha defendido su postura a favor de las vacunas al comentar que muchas personas mueren al año a causa de esta enfermedad, por lo que estar vacunado reducirá un poco la tasa de mortalidad a esta enfermedad y podrá ayudarnos a tratar de volver a la normalidad.

Foto: Especial