Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, aseguró que actuó de forma profesional e íntegra en la construcción de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, donde 26 personas fallecieron tras el desplome de una estructura en mayo de este año.

Durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, afirmó que como jefe de Gobierno de la Ciudad de México hizo lo que tenía que hacer, señalando que era muy difícil que supervisara personalmente detalles del proyecto, como la colocación de pernos que, según las investigaciones, causaron el desplome.

Agregó que él considera haber cumplido con su deber que consistía en garantizar que la construcción de la llamada Línea Dorada fuera supervisada por organismos de prestigio nacional e internacional.

Para eso  se creó el organismo Proyecto Metro, el cual tenía autonomía técnica y financiera, además de que el encargado de supervisar la obra tenía un Premio Nacional de Ingeniería.

"Yo hice lo que tenía que hacer; si no, yo no estaría aquí, no podría dar la cara. Actué profesionalmente y de manera íntegra", dijo en Palacio Nacional.

El canciller insistió en que cumplió con su deber como jefe de Gobierno respecto al proyecto, por lo que las autoridades correspondientes deberán deslindar las responsabilidades sobre las causas del desplome.

Respecto a la solicitud de audiencia por parte de la Fiscalía capitalina para imputar a 10 personas físicas y morales por su presunta responsabilidad en los delitos de homicidio, lesiones y daño a la propiedad, por el colapso en el tramo elevado de la Línea 12, dijo no tener información suficiente para opinar, sin embargo, los involucrados tendrán la oportunidad de defenderse.

“Lo que diría simple y llanamente es que seguramente a quien se impute se va a defender. Muchas de esas personas ya pasaron procesos. En la época del actual senador Mancera, hubo 134 causas, el gobierno de la ciudad perdió 124 y de los mencionados, todos o casi todos, ganaron muchísimos casos", manifestó.

Con información de Milenio.